Mi cámara y yo: Madrid bajo la lluvia

El viento es otro de los peligros a los que se enfrentan los bomberos

Mi cámara y yo

| 16.03.2018

Hacía mucho que no llovía tanto tiempo seguido en Madrid. De hecho, en lo que va de año ya ha caído más del doble que el año pasado a estas alturas. Un temporal de viento y agua muy necesaria pero que también ha provocado incidencias en una región no acostumbrada a tantas precipitaciones. Esta semana nuestro reportero Pablo Dorado ha salido a la calle para comprobar cómo vive “Madrid bajo la lluvia”.

Acompañamos a los bomberos del Parque de Parla preparados para unos días en los que aumentan significativamente las salidas. Con ellos acudimos al aviso recibido por inundación en una vivienda inundada en apenas una hora porque las lluvias desbordaron el caudal de un arroyo cercano. Una situación que hay que tener muy en cuenta a la hora de construir, como nos advierte un geólogo que además nos explica en qué condiciones se puede y en cuáles no, levantar viviendas cerca de un cauce de agua.

El viento es otro de los peligros a los que se enfrentan los bomberos. Llamadas por carteles publicitarios caídos o refuerzo de cubiertas, suelen ser incidentes habituales estos días. De hecho, en nuestra emblemática Plaza de España, las fuertes rachas de viento, que alcanzaron los 110 kilómetros por hora, arrancaron lona publicitaria más grande el mundo, la que cubre el Edificio España. De la mano de nuestro meteorólogo, Antonio López, recorremos esta zona de Madrid conocida por ser una de las más ventosas de la capital, ¿quieren saber por qué?

Este mismo viento provocó otras incidencias, como la caída de la medianera de un edificio de oficinas en la calle Carranza 25, que se derrumbó causando daños materiales. Conocemos al propietario de uno de los vehículos que quedó sepultado bajo los escombros en su periplo para reclamar una indemnización. Porque… ¿qué cubren las aseguradoras en estos casos? ¿Aumentan mucho las llamadas estos días? Pues solo en la primera semana de marzo una de las aseguradoras más reconocidas recibió 2.400 avisos, es decir, un 13% del total de siniestros de este tipo declarados en todo 2017.

Sin duda uno de los sectores que más lo notan son las empresas especializadas en reparación de goteras en tejados y cubiertas. Conocemos a Constantino, que lleva más de una década tapando agujeros en las azoteas de Madrid y que estos días no da abasto con las llamadas de gente desesperada por las filtraciones de agua en sus viviendas.

Pero las lluvias también tienen su lado positivo, los embalses de nuestra Comunidad han alcanzado el 65% de su capacidad. Solo en esta primera quincena de marzo se ha conseguido almacenar el agua que consumen los madrileños en cinco meses. De hecho, lindando con Madrid, en la presa de El Vado (Guadalajara), han tenido que empezar a aliviar su caudal al haber superado el 75% de su capacidad.

¿Y qué pasa cuando llueve en el campo? Acompañamos a una pareja de agentes medioambientales atentos a la pesca furtiva que despiertan las lluvias, y a un ganadero que nos confirma que por mucha agua que caiga si no sale el sol no crecerán los pastos para alimentar al ganado.