Mi cámara y yo: Turismo alternativo

Mi cámara y yo: Turismo alternativo

España es el segundo destino vacacional del mundo. Solo el año pasado nos visitaron más de 80 millones de turistas. Pero no todos hacen planes de sol y playa. Cada vez está más de moda el “turismo alternativo” o “turismo raro”. Esta tendencia surgió en los años 90 como respuesta a la masificación de ciudades y playas.

Una de las principales vertientes del turismo alternativo es el de aventura, que consiste en vivir experiencias extremas. En el aeródromo de Casarrubios, en la frontera de Madrid con Toledo, se pueden realizar vuelos acrobáticos con el piloto más laureado de España, Cástor Fantoba. Se trata de un plan para los que buscan emociones fuertes.

Un vuelo para turistas con una duración de 15 minutos cuesta 500€. Hay otra tendencia turística que solo es apta para valientes. Muchas personas amantes de lo paranormal recorren el mundo en busca de fantasmas. Este tipo de turismo se popularizó en Edimburgo en los años 80.

Acompañamos a un grupo de parapsicólogos que realiza una excursión con turistas al punto de la Comunidad de Madrid más “mágico”. Además, este plan tiene la ventaja de ser totalmente gratuito.

¿Sabían que se puede realizar un auténtico safari sin salir de España? En el Hotel Valdepalacios, situado a apenas 150 kilómetros de Madrid (en el municipio toledano de Torrico) se pueden ver especies castellanas a muy pocos metros de distancia: corzos, ciervos, gamos o jabalíes. Famosos como Isabel Pantoja, Rocío Carrasco, Bigote Arrocet o Borja Thyssen han acudido a este exclusivo lugar. En Mi cámara y yo acompañamos a una pareja que se hospeda allí en busca del romanticismo y la naturaleza.

Otro de los lugares preferidos por los turistas más románticos es el Castillo del Burguillo, en Ávila. Visitamos este alojamiento que se encuentra en una isla privada. La propietaria, Yolanda Merino, lo alquila para celebraciones o, simplemente, para pasar la noche a cuerpo de rey. Solo se puede acceder a la isla en barca y dormir allí cuesta 1300 euros. Es como estar en un cuento de hadas.

Para los amantes de la naturaleza descubrimos un plan turístico que ha situado en el mapa a un pequeño pueblo de 7 mil habitantes: El Boalo. El Ayuntamiento ha puesto en marcha “Pastor por un día una actividad a la que cada sábado acuden familias para conocer de primera mano este oficio y pasear con cientos de cabras por la sierra de Guadarrama. Sin duda, es uno de los planes turísticos más alternativos de la Comunidad de Madrid.

No hay duda de que el turismo alternativo está revolucionando el panorama turístico actual con planes como los anteriores. Los visitantes quieren conocer otras cosas de Madrid y vivirlas de cerca, así que en Mi cámara y yo les acompañamos y conocemos en primera persona cómo es el “turismo raro”.