Todo lo que necesitas saber sobre la endometriosis

Todo lo que necesitas saber sobre la endometriosis

La endometriosis es un trastorno a menudo doloroso en el cual el tejido que normalmente recubre el interior del útero —el endometrio— crece fuera del útero. La endometriosis afecta más comúnmente a los ovarios, las trompas de Falopio y el tejido que recubre la pelvis. En raras ocasiones, el tejido endometrial se puede diseminar más allá de los órganos pélvicos.

Afecta entre el 10% y el 15% de la población femenina y no causa infertilidad

La endometriosis puede causar dolor, a veces intenso, especialmente durante los períodos menstruales. También se pueden presentar problemas de fertilidad. Afortunadamente, hay tratamientos eficaces disponibles.

La endometriosis a día de hoy no se cura: es una enfermedad crónica

¿Cuál son las causas? No se conocen las causas exactas de la endometriosis pero, según los especialistas, una de las opciones por las que se puede producir es que, cuando una mujer tiene el periodo, se desarrolla un flujo retrógrado por el que las células, a través de las Trompas de Falopio, pueden regresar a la pelvis.

¿Cuáles son los síntomas? El dolor pélvico es el principal síntoma de la endometriosis. Dependiendo de la localización y el número de focos, la severidad de la enfermedad variará en cada mujer.

Los síntomas van variando a medida que avanza la enfermedad. Por ello, en las primeras etapas los síntomas suelen ser más leves y confundirse con dolores comunes sin asociarse a una enfermedad grave como la endometriosis.

¿Cómo se diagnostica? Para el diagnóstico de la endometriosis, no existen marcadores para su detección en una muestra de sangre, en cambio se puede detectar algún foco por ecografía. Además, si el médico necesita más información respecto a los focos, es posible realizar otras pruebas (algunas más invasivas) que aportan mucha más información relevante para el diagnóstico y tratamiento, como puede ser una laparoscopia, endoscopia o colonoscopia.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Salud