Almeida: "Madrid construirá el mañana con el aliento de quienes nos han dejado"

Almeida: "Madrid construirá el mañana con el aliento de quienes nos han dejado"

Madrid celebra el día de su patrón sin festejos ni jolgorios, sin aglomeraciones ni bullicio. Un San Isidro triste ha dicho el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida.

La pandemia se ha cobrado la vida de miles de madrileños. Este viernes se les ha recordado con emoción y el pueblo de Madrid ha recibido la medalla de honor de San Isidro con la presencia destacada del Nóbel Mario Vargas Llosa. Una mañana muy emotiva en Cibeles y en la ermita por los mensajes por el recuerdo de los fallecidos.

Medalla de Honor al pueblo de Madrid por su "responsabilidad y solidaridad”

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha llamado a construir el mañana “con humildad, empatía y el aliento de quienes nos han dejado”, en el acto solemne en el que el Ayuntamiento ha entregado su máxima distinción, la Medalla de Honor, al pueblo de Madrid por su "responsabilidad y solidaridad” durante la pandemia.

El alcalde de Madrid ha entregado esta distinción a Mónica López, médica internista en el hospital Ramón y Cajal de Madrid que ha representado al conjunto de todos los madrileños y es una de las pacientes que se han recuperado de la COVID-19.

“En su patrón Madrid viste de luto. Pocos San Isidros más tristes podemos imaginar que el que hoy estamos viviendo”, ha dicho el alcalde, recordando a los muertos por el coronavirus y dedicando un especial homenaje a los diez trabajadores de la capital que han muerto a causa de la COVID-19.

"Grandeza ante la adversidad"

Almeida ha mostrado su orgullo, como vecino y como regidor, por un pueblo que ha mantenido “la grandeza ante la adversidad”, y ha destacado la “valentía, abnegación y solidaridad en servicio de sus convecinos” de Mónica López en representación de la de todos los madrileños.

“Ser madrileño no tiene que ver con filiaciones políticas ni con el lugar de nacimiento, es un estado del espíritu (...) Madrid es patria, refugio y amparo de gentes generosas, que aman la libertad y no temen el futuro”, ha destacado Almeida, agradeciendo la laudatio pronunciada por el escritor de origen peruano Mario Vargas Llosa, “un madrileño de Arequipa”.

"Héroes son todos los madrileños"

Para el regidor, “esta medalla no hace distinción entre los héroes, porque héroes son todos los madrileños” y ha citado a empleados de supermercado, farmacias, funeraria, agentes de movilidad, EMT, personal de limpieza, donantes, policías o bomberos que “se han enfrentado a la pandemia desde la primera línea”, también al resto de los madrileños que se han enfrentado desde su primera línea “la casa de cada uno”, haciendo un ejercicio de “responsabilidad individual y solidaria”.

Almeida pide “prudencia” antes de abrir los parques para “no dar un paso atrás”

El alcalde de la capital ha llamado a la prudencia “para no malograr los sacrificios que todos estamos haciendo”. “Tendremos que abstenernos de salir a compartir con nuestros vecinos las tradicionales rosquillas, no podremos vestirnos de chulapos y si queremos marcarnos un chotis tendremos que hacerlo en nuestras casas”.

El acto de entrega de la medalla se ha celebrado en la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles, donde han acudido la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, y el vicepresidente, Igancio Aguado, además del líder de la oposición y presidente del PP, Pablo Casado, el diputado de Ciudadanos Edmundo Bal o el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco.

También han estado presentes los portavoces de la oposición y los exalcaldes de la capital Juan Barranco (PSOE), José María Álvarez del Manzano (PP) y Alberto Ruiz-Gallardón (PP), aunque no han acudido ni Ana Botella ni Manuela Carmena, que agradeció el jueves por Twitter la invitación que acabó declinando por "las reglas dictadas para el confinamiento". A todos ellos ha agredido Almeida su "legado" que permite hacer frente a la pandemia.

La celebración se trasladaba a la ermita

la celebración se ha trasladado a la ermita. una imagen insólita. Sin ambiente festivo alguno para la bendición del agua del Santo.

Después misa oficiada por el cardenal arzobispo de Madrid. Una tradicional eucaristía de la colegiata a puerta cerrada y retransmitida por Telemadrid y Telemadrid.es.