Apenas un 4% de los pilotos que hay en España son mujeres

Apenas un 4% de los pilotos que hay en España son mujeres

Rosa Domínguez es una de las 4 comandantes mujeres que tiene en plantilla Iberia Express. El resto hasta el centenar son hombres.

Rosa tuvo claro desde los 14 años que quería aprender a volar. En un vuelo con destino a Tenerife Norte le dijo a una azafata "yo de mayor quiero ser piloto, por favor puedo acceder a la cabina". Un recuerdo que aún le hace emocionarse cuando viaja a las Islas Canarias.

Sus padres comerciantes, sin relación con el mundo de la aviación, se preguntaban por qué le había dado por esta profesión.

Empezó a volar en los años 90 en Cuatro Vientos. Entonces recuerda que la situación para la mujer sí era difícil, "en algunos sitios me han dicho, lo siento mucho, pero te puedes quedar embarazada".

SIN DISCRIMINACIÓN EN LA ACTUALIDAD

Una situación que ahora "no existe, en la aviación yo no siento discriminación". Cuando le preguntamos por qué apenas el 4% de los pilotos son mujeres es clara en su respuesta. "Las mujeres hemos empezado a trabajar en este sector más tarde, y te lleva más tiempo cubrir el número de horas necesarias para llegar a ser comandante".

Es su explicación a una estadística eminentemente masculina en la que tan solo hay 198 mujeres piloto, de los cerca de 6.000 que existen según datos del Sindicato Español de Pilotos de Línea Aérea (Sepla).

Rosa Domínguez admite que ellas tienen menos visibilidad, aunque no sienten discriminación. 30 años de experiencia al mando de un avión dan para mucho, también para anécdotas que Rosa se toma con humor. "Sigue extrañándome que me aplaudan pasajeros cuando se enteran que la comandante que lleva el avión es una mujer" nos cuenta.

Aunque la anécdota más graciosa fue cuando un pasajero no quiso viajar al enterarse de que ella era la piloto. "No se preocupe, a mi lo que se me da mal, es aparcar, pero me dejo guiar por los compañeros de pista", le dijo al pasajero.

LA CLAVE SER PROFESIONAL

Rosa Dominguez cree que cada día hay más mujeres jóvenes, bien preparadas para ser pilotos, aunque depende de los que ellas quieran "no todo el mundo quiere ser bombero" nos dice, "hay que luchar por lo que cada persona quiera ser, independientemente de que sea hombre o mujer", nos confiesa tras hablar con su tripulación - todo mujeres por cierto- con quien acaba de llegar al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas en un vuelo procedente de París