Madrid impulsa un acuerdo para reducir las horas punta en el transporte público

Madrid impulsa un acuerdo para reducir las horas punta en el transporte público

Reducir en, al menos, un 30% los desplazamientos en hora punta para hacer más seguros los deplazamientos. Este es el objetivo que se han marcado en la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid. La vicealcaldesa y el consejero de Transporte han iniciado contactos con empresarios, sindicatos y sociedad civil para que se lleguen a acuerdos en este sentido

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, junto con el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, y el representante de la plataforma 'El Día Después', Carlos Mataix, se reunieron este miércoles con responsables de organizaciones empresariales, sindicatos y universidades de Madrid para impulsar un compromiso conjunto que fomente la movilidad sostenible mediante la coordinación del teletrabajo y la flexibilidad horaria de los trabajadores.

En el encuentro también participaron el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante; el de Economía, Innovación y Empleo, Miguel Ángel Redondo, y el concejal delegado del Área de Internacionalización y Cooperación, Santiago Saura.

En el acto, se presentó la iniciativa al presidente de CEIM, Miguel Garrido; al presidente de la Cámara de Comercio de Madrid, Ángel Asensio; al presidente del Grupo Español de Crecimiento Verde, Valentín Alfaya; al rector de la Universidad Politécnica de Madrid, Guillermo Cisneros, en representación de la Conferencia de Rectores de las Universidades Públicas de Madrid (Cruma); y a otros representantes de organizaciones empresariales, sindicales, así como de la Red Española para el Desarrollo Sostenible.

Begoña Villacís señaló que el acuerdo alcanzado hoy “reúne a todos los sectores comprometidos con tres objetivos muy importantes para la ciudad: gestionar la crisis sanitaria, porque lo más importante sigue siendo salvar vidas; un compromiso con el medioambiente y, por supuesto, la recuperación económica de Madrid”. Además, añadió que la iniciativa presentada hoy “es un reto colectivo para la capital que se va abordar mediante la colaboración público-privada y la implicación de múltiples entidades”.

Con la desescalada, Madrid entra en una etapa de progresiva reactivación económica que va a suponer un incremento del número de desplazamientos, por lo que garantizar la salud de la ciudadanía “es más importante que nunca”.

La iniciativa tiene el objetivo de evitar, especialmente en la hora punta, la saturación de la capacidad del transporte público, así como posibles congestiones de la red viaria que pudieran producirse como consecuencia de una mayor preferencia por el uso del vehículo privado.

Villacís comentó que “el transporte público de la ciudad de Madrid está muy bien valorado por la ciudadanía, pero, como consecuencia de esta pandemia y de las concentraciones que se producen en hora punta, muchos madrileños no lo utilizan”. En este sentido, recordó que “estamos hablando de que los desplazamientos en hora punta suponen un 20% del total de usos del transporte, lo que supone unos dos millones de personas, por lo que este acuerdo es básico para reducir estos desplazamientos y así evitar al máximo el número de contagios”.

En la reunión se presentó la carta de adhesión en la que se invita a suscribirse a las empresas y al resto de organizaciones que deseen sumarse a la iniciativa, por la que se comprometen a reducir la presión sobre la hora punta en el transporte público; rebajar en un 30% respecto a los niveles precrisis el número total de desplazamientos realizados por sus empleados a los puestos de trabajo; potenciar el uso del transporte público y, de manera complementaria, de otros modos de movilidad activa como el peatonal, ciclista o la movilidad compartida. Estos objetivos se basan en las estrategias de flexibilización de horarios, en el teletrabajo y la digitalización de las empresas y administraciones.

Villacís aseguró que la iniciativa implica “múltiples beneficios” para Madrid y sus ciudadanos, desde el cuidado del medioambiente y la calidad del aire hasta la mejora de la conciliación de la vida laboral, familiar y personal, así como el incremento de la productividad de los empleados.