Ayuso y Aguado mantienen sus diferencias sobre las medidas a tomar cuando decaiga el estado de alarma

Ayuso y Aguado mantienen sus diferencias sobre las medidas a tomar cuando decaiga el estado de alarma

Estamos a 19 de octubre, a dos meses para Navidad. La curva de contagios no da tregua y ahora mismo lo que está sobre la mesa es qué hacer para frenar los contagios en Madrid a partir del sábado, cuando decae el estado de alarma. Aún no se conocen las medidas que adoptará la Comunidad de Madrid.

La presidenta de la Comunidad Isabel Díaz Ayuso y el vicepresidente, Ignacio Aguado, tienen dos formas distintas de plantear las cosas, pero niegan discrepancias. Aguado ya dijo que “el objetivo es reducir la curva al máximo a ser posible a 25 casos por cien mil habitantes”.

Y Ayuso ha mantenido que “el objetivo es que no haya contagios, no 25 sino que no haya. Defiendo políticas sensatas y moderadas en las que no se enfrente la salud con la economía”

Aguado quiere medidas drásticas ahora

No obstante, Aguado insiste en que hay que “reducir drásticamente la curva de contagios”. Ha dicho este lunes, en el programa 120 Minutos de Telemadrid que llevará al Consejo de Gobierno del próximo miércoles medidas con el objetivo de “evitar el cierre total en las Navidades”.

Insiste en su idea de en la necesidad de cerrar empresas ahora durante dos o tres semanas y “tomar ahora medidas contundentes para intentar bajar la curva al máximo y evitar que sigan muriendo 250 personas como la última semana” y rechaza enfrentar salud y economía.

“Ambas tienen que ir de la mano. Las Navidades son el último salvavidas para el sector del comercio, que irá a la ruina si no llegamos en condiciones adecuadas. Para que no nos confinen, tenemos que tomar medidas drásticas ahora”.

En la misma línea

Por su parte Ayuso subraya que "las medidas sensatas que estábamos aplicando en la Comunidad de Madrid se demuestra que estaban funcionando, y por eso a mí me gustaría negociar con el Gobierno de España cómo seguir aplicándolas con su ayuda para que, juntos, cada vez sean más eficaces".

Aguado ha subrayado que el gobierno regional trabaja en la misma línea y lo mismo piensa el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, quien entiende que no son posiciones contrapuestas. "No hay ningún interés de la presidenta en desgastar la salud –ha dicho- ni el vicepresidente quiere que la economía se vaya al garete".

Diferentes puntos de vista también se observan en la Comunidad sobre las restricciones a fijar cuando decaiga el estado de alarma. La Consejería de Economía, en la que está Manuel Giménez de Ciudadanos defiende la postura de Aguado y habla de “realizar un paréntesis que nos permita bajar las cifras de contagio”.

Mientras el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, se inclina por la de Ayuso y recuerda que la tendencia de contagios en Madrid sigue a la baja, igual que las hospitalizaciones en planta que han descendido un 26% y las de UCI un 6 por ciento.

Mejores Momentos

Programas Completos