Las torres de Colón se reforman y perderán su icónico 'enchufe'

Las torres de Colón se reforman y perderán su icónico 'enchufe'

Las torres de Colón perderán en la tercera reforma de su historia el icónico 'enchufe' color verde que se instaló en los años 90, tras una remodelación que finalizará en 2022, con la que se eliminará también su cubierta anaranjada y se incrementarán en cuatro sus plantas superiores sin aumentar la altura.

Mutua Madrileña, propietaria de este inmueble, el primero de estructura suspendida construido en España en la década de 1970, ha presentado este martes la reforma, en un acto al que ha acudido el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

Una inversión de 65 millones

Este grupo, propietario del edificio desde 1995, invertirá 65 millones en convertir las torres en un "emblema icónico" de la sostenibilidad en Madrid con un diseño del arquitecto Luis Vidal y un "consumo energético casi nulo", según ha destacado el director general de Mutua Madrileña, Ignacio Barralda.

En concreto, este inmueble ahorrará un 60 % de consumo energético, autogenerará el 10 % de la energía que utilice y se valdrá de fuentes cien por cien renovables. La reforma permitirá crear 200 empleos directos y 400 indirectos hasta 2022.

Eliminar barreras

Las torres de Colón, diseñadas por Antonio Lamela, no tendrán pese al aumento de las plantas una mayor edificabilidad, sino que se mantendrán sus alrededor de 20.000 metros cuadrados gracias a la demolición de dos plantas inferiores, ampliando además el espacio peatonal y eliminando barreras arquitectónicas en el Paseo de la Castellana.

Aunque la altura no se cambia, las torres "visualmente pueden parecer más altas de lo que son ahora, pero las nuevas plantas de oficina ocupan exactamente el mismo volumen que hoy en día ocupa el enchufe", como ha señalado el director general de Mutua Madrileña.

Proyecto innovador

En la adaptación de estas torres "al siglo XXI" se refuerzan los tirantes de hormigón que mantienen esta estructura suspendida, el núcleo y sus cimientos, asegurando su "durabilidad", y se eliminan además del enchufe sus escaleras de emergencia centrales.

El arquitecto Luis Vidal ha definido las nuevas torres como un proyecto "innovador, técnico, icónico, sostenible y duradero" que tendrá además "ambientes sanos y saludables" inundados de "luz natural"; en definitiva "una puesta al día que dure cincuenta años más manteniendo su espíritu innovador inicial".

Mejores Momentos

Programas Completos