Cinco de cada 100 partes al seguro son fraudulentos en Madrid

Cinco de cada 100 partes al seguro son fraudulentos en Madrid

Talleres que pintan falsos arañazos con tiza en los coches para facturárselos a las aseguradoras; clientes que reclaman padecer un miedo insuperable a la conducción tras un siniestro y que son grabados saltándose semáforos en rojo y líneas continuas, o personas que alegan haberse quedado ciegas tras un accidente y que son capaces de caminar sin ningún tipo de ayuda o de hacer tareas domésticas sin ningún problema. Son sólo algunos de los casos con los que se encuentran las aseguradoras.

Todos ellos piden indemnizaciones millonarias pero, seis de cada cien partes son fraudulentos.

Según la estimación realizada por Línea Directa Aseguradora, el importe de las estafas para el conjunto del sector asegurador de autos superaría los 800 millones de euros anuales (2017-2018), aunque si se computara la década entera, el coste total sería astronómico, ya que superaría los 9.200 millones, una cantidad equivalente al 0,8% del PIB registrado por España en 2018.

Mafias

Por su parte, en el ámbito del fraude entre particulares, el coste medio por fraude alcanzaría los 1.296 euros. Las mafias suelen reclamar importes más elevados, de media unos 10.000 euros; hasta ocho veces más que un particular.

Su ‘modus operandi’ consiste, sobre todo, en colisiones en rotondas que van realizando “en carrusel” para engañar a distintas aseguradoras.

Perfil del defraudador

El perfil del defraudador, suelen ser hombres jóvenes, de 18 a 24 años, desempleado o con trabajo precario, aunque también se percibe un incremento de los fraudes cometidos por hombres de mediana edad (alrededor de los 40 años), profesionales y con estudios universitarios.

En cuanto a los días de la semana, los miércoles y los jueves parecen ser los días más propicios para cometer estafas. Mientras que los meses de marzo, abril y mayo, justo los anteriores a los periodos vacaciones, son los que concentran más fraude.

Estafas en Madrid

En el caso de la Comunidad de Madrid, 5 de cada 100 partes al seguro son un fraude, cifra similar a la media nacional, con un 5,1%. Estas estafas también llegar al hogar aunque sólo representan el 2%.

En cuanto a la tipología, los montajes o las simulaciones de accidentes son los intentos de fraude más comunes en el seguro de Hogar (31%), seguidos de la declaración de daños producidos antes de la contratación (25%.

El director de Gobierno Corporativo de Línea Directa recuerda que el delito de estafa está recogido en el Código Penal y que puede llegar a suponer penas de entre seis meses y seis años de prisión.