Diputados en "doble fila"

Diputados en "doble fila"

El Rey presidió este lunes en el Congreso la Sesión Solemne de Apertura de la XIV Legislatura. Pese a la ausencia voluntaria de los nacionalistas de ERC, Junts, Bildu, BNG y la CUP , el hemiciclo presentaba un "lleno hasta la bandera", y es que en este tipo de sesión solemne, los diputados deben compartir sus escaños con los senadores que acuden a la cita, lo que hace que las apreturas sean notables.

Apiñados

Hasta donde llegará la cosa, que incluso hoy ha podido verse "doble fila" y no en el exterior del edificio, sino en pleno hemiciclo. Y es que, los parlamentarios de Vox ocuparon casi toda la primera fila del PSOE para gran enfado de los socialistas, que como protesta llegaron a colocarse ante ellos, puestos en pie, hasta que lograron que se marcharan, gracias a la mediación pacificadora del portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, que ha pedido a sus compañeros que abandonasen esa ubicación del hemiciclo y ocupasen otros escaños.

No era hoy la primera vez que Felipe VI inauguraba una legislatura -ya lo hizo en 2016- ni la primera sin independentistas en la solemne sesión de las Cortes, pero la jornada sí ha permitido a varios ministros del ala izquierda del nuevo Gobierno estrenarse en la sensación de aplaudir al monarca. En el hemiciclo del Congreso todas las miradas estaban puestas en el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y en los otros cuatro ministros de Unidas Podemos para despejar la incógnita de su reacción ante la aparición y el discurso del rey, al que en 2016 evitaron ovacionar en consonancia con sus convicciones republicanas.

Han pasado muchas cosas en estos tres años; por lo pronto la formación morada tiene la mitad de escaños que entonces, pero a cambio está dentro del Gobierno con cinco miembros que, hoy sí, han aplaudido sin problemas al jefe del Estado.

Aunque, para ser precisos, Iglesias, Irene Montero, Alberto Garzón y Manuel Castells lo han hecho con poco entusiasmo, sin ganas, como si no les quedara más remedio y con semblante acorde a ello.

Además, el acto ha dejado más anécdotas, como la reaparición de la princesa Leonor tres meses después de su último acto. Secundada por su hermana, la infanta Sofía, han acompañado a los reyes al Congreso para asistir a los actos solemnes.