Educación permite dar clase a titulados sin el máster para la docencia este curso escolar

Educación permite dar clase a titulados sin el máster para la docencia este curso escolar

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha acordado este jueves con las comunidades autónomas “flexibilizar” la contratación de profesorado de refuerzo a personas que no tengan toda la formación exigida para dar clase, como el máster en formación del profesorado de educación de Secundaria y el antiguo Certificado de Aptitud Pedagógica (CAP).

Así lo aseguró en la rueda de prensa posterior a la reunión telemática presidida por los ministros de Educación y Sanidad con los consejeros del ramo para valorar la evolución de la pandemia en el arranque del curso escolar.

La medida es “excepcional” y “limitada” ante la falta de bolsa de profesores de refuerzo

La ministra ha aclarado que será una medida “excepcional” y “limitada” ante la falta de bolsa de profesores de refuerzo en algunas comunidades autónomas, por la suspensión de las oposiciones de profesorado por la pandemia del Covid-19.

La lista de sustituciones, agotada en algunas regiones

El objetivo es dar respuesta a las comunidades a las que se les ha acabado la "lista de sustituciones" y les está costando el refuerzo de docentes necesario ante el coronavirus.

Esta era una de las reivindicaciones solicitadas por la Comunidad de Madrid dada la dificultad que tiene en la contratación de nuevos profesores, sobre todo de determinadas especialidades, un déficit que sufren también otras comunidades autónomas.

Esta flexibilización de los requisitos para ejercer la docencia será “hasta cuando se decida que ha terminado el curso de la pandemia”, recalcó.

La ministra ha explicado que desde el comienzo del curso escolar el coronavirus ha afectado a 2.852 grupos o clases de los 380.000 que existen en España, lo que representa el 0,73 por ciento.

La EBAU será exigible

Otros acuerdos alcanzados entre Gobierno y autoridades regionales en materia educativa pasan por regular mediante una orden ministerial la adaptación de las pruebas de Bachillerato para acceso a la Universidad a un modelo “similar” a las del curso pasado, cuando se flexibilizaron y se ofrecieron más opciones en los exámenes para que los alumnos pudiesen examinarse de los contenidos que habían estudiado.

Asimismo, se adaptará el currículo y las programaciones didácticas para los contenidos no alcanzados y “poder avanzar” en el proceso formativo para “aprendizajes imprescindibles”, pues Celaá es consciente de que no todos los alumnos han recibido todo el temario por causa de la pandemia.

Mejores Momentos

Programas Completos