La primera general del Ejército, Patricia Ortega, recibe el premio Clara Campoamor

La primera general del Ejército, Patricia Ortega, recibe el premio Clara Campoamor

El Ayuntamiento de Madrid ha celebrado este viernes el 8 de marzo con un acto en el que ha entregado los premios Clara Campoamor, que en esta edición ha premiado por el Día de la Mujer a Patricia Ortega, primera general del Ejército, y al que han acudido todos los grupos municipales, incluido Vox.

En este acto, celebrado en el Palacio de Cibeles, ha recibido además una mención honorífica Alba Montoya, referente del colectivo gitano.

Dedicado a las Fuerzas Armadas

Patricia Ortega ha dedicado su distinción a las Fuerza Armadas y ha señalado que los profesionales "comparten ambos él o ellas, en el hogar, en el cuartel, en las misiones de paz, el espíritu de servicio" y que como en el caso de los cuidados, el Ejército comparte "la invisibilidad" porque la sociedad no conoce y "da por hecho la defensa".

"Se puede ser militar, se puede ser madre, se puede ser ingeniero, se puede", ha agregado Ortega, honrada con un galardón que el Ayuntamiento entrega desde 2006.

Doble discriminación

Por su parte Montoya ha celebrado una mención que, ha destacado, trasciende a su persona y ha destacado la "doble discriminación" que sufren las mujeres gitanas a causa de su etnia.

En este acto al que ha acudido la corporación municipal al completo el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha destacado que "la lucha del feminismo es necesaria" mientras que existan brechas y desigualdad y ha abogado por que sea de consenso y no de unos pocos.

Feminismo y unidad

Martínez-Almeida ha destacado que en los cinco delegados nombrados por el PP en su equipo cuatro son mujeres y ha reconocido la labor de los funcionarios que impulsan las políticas públicas de igualdad desde las instituciones.

"Uno no se tiene fijar demasiado en las cuotas pero sí en la causalidad de que las mujeres tienen la misma capacidad que los hombres de acceder, si pasa en las administraciones tiene que pasar también en la empresa y en el sector privado", ha subrayado Almeida.

En el mismo sentido, la vicealcaldesa Begoña Villacís (Cs) ha defendido un feminismo que debe "unir" y que a su alrededor "solo puede haber libertad, igualdad, derechos y respeto" y ha rechazado que se use para "dividir y enfrentar" porque es una cuestión de derechos humanos.

Igualdad real

En este acto han tomado también la palabra los portavoces de la oposición municipal. Por parte de Más Madrid, Rita Maestre ha defendido que el feminismo es necesario para que la igualdad formal se convierta en igualdad real y para eso ha pedido honestidad con el objetivo de abordar las desigualdades que se dan en las casas, en los trabajos y en los cuidados, para lo que hay que trabajar no solo en días bonitos, sino cada día.

Desde el PSOE Pepu Hernández ha señalado que "avanzar en igualdad es avanzar en democracia" y que por eso "sigue siendo tan necesario el feminismo", además de argumentar que si Clara Campoamor volviese nacer "sí se vería reconocida en este tiempo y en esta España" aunque "aún queda comino por recorrer para lograr una igualdad plena".

La concejal de Vox Arantzazu Cabello ha asegurado que su grupo busca avanzar en la igualdad real pero con hombres y mujeres trabajando "juntos sin discriminaciones" y ha asegurado que se están dando situaciones de discriminación hacia los hombres o víctimas que pueden estar siendo olvidadas.

En este acto también ha tomado la palabra Lourdes Hernández, presidenta del Consejo de la Mujer, que ha celebrado políticas como la creación de un centro 24 horas para víctimas de la violencia sexual y ha reclamado una ordenanza contra la prostitución y más subvenciones.