Moncloa dice a ERC que es la “ocasión para demostrar la apuesta por la convivencia”

Moncloa dice a ERC que es la “ocasión para demostrar la apuesta por la convivencia”

La portavoz del Ejecutivo en funciones, Isabel Celaá, manifestó este viernes con contundencia que Pedro Sánchez no se someterá a una sesión de investidura en el Congreso como presidente del Gobierno sin tener amarrado que fructificará. “No iremos a una investidura fallida”, sentenció. “Iremos a consolidar los fundamentos de que la investidura sea un éxito”, remarcó la portavoz de un Gobierno en funciones que da muestras de estar convencido de que se fraguará un nuevo gabinete antes de Navidad, porque “no hay ninguna otra posibilidad de alternativa” que “no se sea” una que presida Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez mantiene su idea de ser investido presidente del Gobierno antes del 20 de diciembre, de manera que se celebre la sesión de investidura en la semana del 16 de diciembre y concluya la formación del nuevo Gabinete la víspera de Nochebuena. Así lo trasladó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la titular de Educación y portavoz del Ejecutivo en funciones, Isabel Celaá, tras destacar la “necesidad” de que haya un nuevo Gobierno “lo antes posible”.

El Gobierno destacó que las negociaciones entre los partidos para conformar un nuevo Ejecutivo “avanzan” y eso “es esperanzador” porque “se están manteniendo los puentes de diálogos”.

"Es ocasión de demostrar la apuesta por la convivencia y el respeto a la pluralidad”, remachó Celaá el día después de la reunión del PSOE con ERC para facilitar la investidura de Pedro Sánchez y después de que se hayan citado para un nuevo encuentro el 3 de diciembre. Celaá destacó que en la reunión de PSOE y ERC de ayer se constató que "había posibilidad de seguir la conversación para llegar a algún acuerdo" y, de ahí, la nueva cita. Pero es entre los partido donde "están las conversaciones", apuntó.

Borrell no considera progresista a ERC

Celaá no ha querido pronunciarse sobre las declaraciones del exministro de Exteriores Josep Borrell en las que cuestionaba que ERC fuera una fuerza progresista y se ha limitado a decir que el Ejecutivo no entra en la calificación de ese partido, pero sí en la necesidad de "consolidar un diálogo" que lleve a la posibilidad de un Gobierno. Para la portavoz, esa reflexión del titular de Exteriores no es más que “su expresión” y es “absolutamente respetable” aunque desde el Ejecutivo “no entramos en la calificación y en la tipificación de ERC”.

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación en funciones, Josep Borrell, ha señalado este viernes que no considera a ERC como una fuerza progresista, pero ha admitido que la aritmética parlamentaria "es la que es" y ha apuntado a la responsabilidad del PP para facilitar la formación del gobierno. "El nacionalismo irredento está en las antípodas de una posición progresista", ha subrayado el ministro socialista en una entrevista en Onda Cero.

Borrell ha admitido que la situación política que se vive en España es "anómala", al depender la investidura de la posición que adopte un partido independentista que tiene a su líder condenado por sedición. No obstante, ha señalado que la situación "es la que es" y la aritmética parlamentaria exige que algún partido se abstenga. "Si no se quieren repetir las elecciones hay que investir un gobierno y para eso hace falta que alguien se abstenga, si el PP no lo quiere hacer, habrá que ver si lo quiere hacer algún otro. Nos gustará más o menos, pero es lo que hay", ha reiterado Borrell, pidiendo "no buscar tres pies al gato" a la situación.

Arrimadas pide a Sánchez que cambie la "mesa de la vergüenza" con ERC por un acuerdo entre PSOE, PP y Ciudadanos

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, ha pedido este viernes al presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, que rompa el pacto de gobierno con Unidas Podemos, abandone las negociaciones con ERC y se abra a un acuerdo con el PP y Cs.

Inés Arrimadas

"Pido al señor Sánchez que cambie esa mesa de la vergüenza con ERC por una mesa de constitucionalistas", ha declarado en el Congreso tras recoger su acta de diputada, lamentando la "tendencia innata" del jefe del Ejecutivo a "pactar con los nacionalistas y con los populistas". En este sentido, ha destacado que puede haber un acuerdo que dé lugar a "una mayoría amplísima" de 221 diputados --PP, PSOE, Cs y Navarra Suma-- para poder aprobar Presupuestos e impulsar acuerdos de Estado.

Además, ha recordado que en la reunión de este jueves entre representantes socialistas y de ERC estaba Josep María Jové, imputado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en relación con el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. "El PSOE se sentaba a negociar el futuro de los españoles con un señor imputado precisamente por haber intentado romper España y por haber participado de un golpe de Estado bochornoso", ha comentado. Lo que ha rechazado de plano es que Ciudadanos favorezca la investidura de Sánchez como presidente de un ejecutivo donde esté Unidas Podemos: "Ningún ciudadano de este país ha votado a mi partido para que hagamos vicepresidente del Gobierno a Pablo Iglesias y para que les demos las llaves de España a los nacionalistas y los separatistas".

El PP reprocha a Sánchez que negocie "con delincuentes"

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha acusado este viernes a Pedro Sánchez de pretender fraguar "un Gobierno de sedición" y ha reiterado que su formación no se abstendrá para hacerlo presidente. El PP no se abstendrá para que Sánchez gobierne "luego de la mano de ERC y Bildu".

Álvarez de Toledo ha señalado que Sánchez representa "el principal factor de disolución del orden constitucional en este momento", y ha señalado que la plurinacionalidad "no es otra cosa que la derrota del orden constitucional, de la nación española". "El 'Gobierno de progreso' es un acuerdo con Batasuna y ERC, con filoterroristas y sediciosos. Esto es el progresismo en España", ha remachado.

En la misma linea se ha manifestado el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, que ha acusado a Sánchez de negociar con Bildu cuando él se comprometió a no hacerlo, y de hacer vicepresidente al líder de Podemos, Pablo Iglesias, en un acuerdo del que no se conoce "ningún detalle" y que "se le está ocultando" a todos los españoles, además de declarar que ha elegido "la vía radical".