Las obras de Notre Dame siguen paradas por el coronavirus y envueltas en polémica

Las obras de Notre Dame siguen paradas por el coronavirus y envueltas en polémica

Este miércoles se cumple un año del incendio que arrasó la cubierta de Notre Dame de París, un suceso que conmocionó al mundo. 365 días después, París está inmerso en otro drama, el del coronavirus, con las obras de la catedral paradas y envueltas en polémica.

La reconstrucción de Notre Dame va tan lenta, que ni siquiera un año después se ha retirado el andamiaje que tenía cuando se incendió.

Macron se da un plazo de 5 años

El presidente francés, Emmanuel Macron, afirmó este miércoles que se hará "todo lo posible" para cumplir el objetivo de reconstruir en cinco años la catedral, cuyas obras están ahora paralizadas.

"Reconstruiremos Notre Dame en cinco años. Haremos todo lo posible para mantener ese plazo. Por supuesto, las obras están en suspenso de momento por la crisis sanitaria pero se relanzarán en cuando sea posible", dijo Macron en un mensaje en vídeo retransmitido en su cuenta de Twitter.

El jefe del Estado dijo que lo importante es marcarse objetivos ambiciosos y "movilizarse para conseguirlos" para "estar a la altura de las grandes construcciones" de la historia.

A la altura de la historia

"Si la restauración de Notre Dame nos importa a todos es porque es símbolo de la resiliencia de nuestro pueblo, de su capacidad para superar los desafíos y volver a ponerse en pie. A menudo encontramos la fuerza de la fraternidad en la adversidad, que nos permite superarnos a nosotros mismos, ponernos a la altura de la historia", dijo.

Macron agradeció en su mensaje el trabajo de los bomberos que salvaron el edificio de las llamas el 15 de abril de 2019, ya que cuando el fuego alcanzó la torre norte de la catedral se llegó a temer por la integridad del edificio.

Tañerá la campana 'Emmanuelle'

También da las gracias a los 340.000 donantes que han puesto fondos para la reconstrucción (más de 901 millones de euros) y a los que se dedican a su reconstrucción, una "generosidad que será los cimientos del esplendor recuperado de Notre Dame".

Este miércoles, la campana mayor "Emmanuelle" tañerá en recuerdo de este primer aniversario aunque deberá ser activada manualmente por dos hombres que subirán hasta el campanario pues el sistema eléctrico está desactivado.