PSOE y ERC acuerdan una consulta en Cataluña para "superar el conflicto"

PSOE y ERC acuerdan una consulta en Cataluña para "superar el conflicto"

Este jueves 2 de enero, coincidiendo con la convocatoria oficial del debate de investidura, se va a reunir en Barcelona el consejo nacional de Esquerra Republicana de Catalunya para decidir si, finalmente, dan el sí a la abstención de sus diputados, una condición inexcusable para que Sánchez sea investido presidente.

La decisión va a depender de los acuerdos alcanzados entre el PSOE y la formación independentista y ya se conocen algunos puntos de ese acuerdo. Entre ellos está la celebración de un referéndum en Cataluña, en torno a lo que acuerden el Gobierno de España y el de Cataluña.

La ejecutiva del PSOE tiene que ratificar previamente el acuerdo con ERC. El Secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha señalado esta misma mañana que "necesitamos superar el conflicto y necesitamos que la población pueda participar". Aunque no ha precisado las condiciones: "Vamos a ver exactamente cómo hacerlo, en qué momento y sobre qué acuerdos".

El anuncio del debate de investidura y la foto, cada vez más clara, de los acuerdos entre el PSOE, Unidas Podemos y el resto de formaciones del Parlamento que tienen la llave de la gobernabilidad, ha precipitado las reacciones de los partidos.

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha manifestado a través de sus redes sociales que "Sánchez consuma su traición a España". Díaz Ayuso, en Madrid, afirmaba que "quieren acabar con 40 años de consenso y de estabilidad".

El presidente de Vox, Santiago Abascal, califica la consulta como un "golpe de Estado", mientras que Inés Arrimadas lo ha tachado de "atropello inédito que quebrará la igualdad de los españoles".

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, allana el camino a la abstención de cara a la votación este jueves: "Creemos que es una oportunidad que el independentismo debe intentar aprovechar", ha manifestado. Sus socios de Junts per Catalunya, reniegan de ese posible apoyo porque, en palabras de su portavoz, Laura Borràs, "sería sería dar luz verde a una España fuerte y cohesionada". No descartan en JxCat que ese acuerdo tenga consecuencias en la coalición con Esquerra.