El Rey reivindica el talento y la innovación como "protagonistas” de la “reconstrucción”

El Rey reivindica el talento y la innovación como "protagonistas” de la “reconstrucción”

El Rey aseguró este lunes que los “activos intangibles” como el talento, la innovación, la adaptación, la formación e incluso la manera de vivir y “actuar” serán “protagonistas” de la “reconstrucción” una vez sea superada la pandemia provocada por el coronavirus. Así lo defendió durante la clausura del acto de presentación del nuevo informe de la Fundación Cotec y en el que afirmó que dicha reconstrucción es, “en gran medida inmaterial” e instó a “aprovechar” este periodo de “transición” para “enfocarnos en el valor de lo intangible”.

“En lo que no tocamos, pero sabemos que está ahí, que importa, que nos hace diferentes y puede hacernos mejores tanto en la economía, como en nuestras vidas en general”, añadió don Felipe, para recordar que en un mundo tan complejo como el actual “hasta el organismo más simple, apenas un puñado de genes, es capaz de desencadenar efectos catastróficos que ponen en jaque a la propia civilización”.

“Se nos estaba olvidando ese efecto mariposa del que tanto hemos oído hablar, pero hemos tenido que recordarlo de forma especialmente dura”, lamentó, para advertir de que el nuevo informe de Fundación Cotec adquiere “aún mayor relevancia ante el contexto actual y el enorme reto de recuperación ante la triple crisis sanitaria, económica y social que afrontamos”.

El Rey defendió, por otro lado, que el apoyo a la ciencia resulta “fundamental” para afrontar “con éxito” las crisis “más virulentas” como la actual emergencia sanitaria y que “pocos” tipos de conocimiento hay “tan exigentes, transformadores, sistemáticos y poderosos” como el científico”. "Si en un futuro próximo podemos llegar a estar en condiciones de controlar y vencer plenamente al virus, será gracias a la dedicación de miles de investigadores”, añadió.

En este punto, se mostró consciente de que el apoyo a la ciencia "es fundamental no sólo para el progreso general de la sociedad sino para poder afrontar con éxito las crisis más virulentas”. No obstante, también se refirió a la actividad innovadora que explica el éxito de muchas pymes y trabajadores autónomos “que cada día innovan”.

“Lo han hecho para llegar hasta aquí, lo han hecho durante estas semanas en muchos casos dejando a un lado sus propios intereses para ponerse al servicio del bien común y lo volverán hacer, no tengo duda, para superar la adversidad a la que se enfrentan”, apostilló.

Tras lamentar el saldo de víctimas mortales y de afectados por la pandemia, don Felipe advirtió de que España ha “perdido también mucho de lo logrado en años”. “Pero el futuro tendremos que seguir construyéndolo y habremos de hacerlo con inteligencia, con generosidad y, nuevamente, con esfuerzo y sacrificio”, abundó, al tiempo que instó a hacerlo “pensando en las generaciones que nos sucedan, por nuestro país y su porvenir”.

“Estoy seguro de que el desafío que vivimos lo superaremos juntos, solidariamente”, vaticinó, para reconocer el “inmenso ejemplo” que han dado todos los profesionales y voluntarios “que han respondido desde el primer día a la emergencia” y valorar la “gran cantidad de iniciativas y ejemplos de ese esfuerzo compartido, en el mundo empresarial y en la comunidad innovadora”.

“La situación económica que atravesamos es muy compleja e incierta y sin una economía saneada es difícil avanzar”, exhortó el Monarca, al tiempo que aseguró que la riqueza “por sí misma no garantiza el progreso social, entendido como el avance solidario e inclusivo de todos”. “Los indicadores económicos, a menudo, no explican suficientemente todo aquello que nos importa y que nos dignifica”, sentenció.

El 'Informe Cotec 2020' concluye que tanto la ciencia como la innovación resultan fundamentales para resolver los retos que deja la pandemia, que tendrá “graves consecuencias” en el plano económico, social y político.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, señaló que el estudio destaca que la inversión de la región en Investigación y Desarrollo supone el 1,71% del PIB, lo que sitúa a la comunidad solo por detrás de País Vasco, y supera los niveles previos a la crisis económica, con un nivel superior a la media de España, situada en el 1,24% del PIB.