La Unesco ya examina en Madrid la candidatura Prado-Retiro a Patrimonio Mundial

La Unesco ya examina en Madrid la candidatura Prado-Retiro a Patrimonio Mundial

Los inspectores de la Unesco están visitando esta semana la ciudad de Madrid para examinar la candidatura del eje del Prado-Retiro, un pasaje natural y monumental que aspira a ser declarado Patrimonio Mundial.

El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, han confirmado la visita de la Unesco y los contactos con el Consistorio, pero no han querido revelar cuándo llegaron los evaluadores ni cuándo finalizará su viaje.

Tras un encuentro con empresarios, la vicealcaldesa ha señalado que "los expertos" se han estado "pateando la ciudad" que "conocen muy bien" y ha señalado que han puesto en valor la "calidad de vida" de los madrileños.

"Yo creo que se han enamorado a Madrid porque no les queda otra y espero que se traduzca en una buena puntuación", ha señalado Villacís, que no ha dicho que los inspectores estarán "hasta dentro de poco" pero no ha querido decir más porque es "top secret".

En el mismo sentido el regidor ha señalado que "por razones de discreción no podemos dar más detalles".

La Unesco decidirá sobre la candidatura en junio de 2020, cuando se conocerá si finalmente la candidatura, bajo el nombre 'El Paseo del Prado y El Buen Retiro, Paisaje de las Artes y de las Ciencias' pasará a formar parte del listado de espacios de Patrimonio Mundial.

El espacio que aspira a ser considerado Patrimonio Mundial de la Unesco en la categoría de Paisaje Cultural, tiene una extensión de 200 hectáreas e incluye el paseo del Prado entre Cibeles y Atocha, el parque de El Retiro y el barrio de los Jerónimos.

El 75% de este espacio son zonas verdes y concentra un gran número de instituciones artísticas y científicas, además de 21 elementos declarados Bien de Interés Cultural (BIC).