El acceso del Cañaveral a la M-45 se remodelará con un nudo de cuatro ramales

El acceso del Cañaveral a la M-45 se remodelará con un nudo de cuatro ramales

La conexión del nuevo desarrollo del Cañaveral, situado en el distrito madrileño de Vicálvaro, con la M-45 se remodelará para crear un nudo de cuatro ramales, que tendrá un carril reservado a actividades logísticas y supondrá un nuevo enlace entre la M-45 y la M-40.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha dado este jueves luz verde al plan especial urbanístico que permite construir el nuevo nudo al sureste de la capital y que deberá obtener el visto bueno del pleno municipal tras el perceptivo mes de consulta pública que se abre ahora.

Una vez aprobada esta normativa será la Junta de Compensación la que se encargue de financiar y acometer las obras, que se extenderán durante seis meses en el actual "semienlace" entre la M-45 y la avenida Miguel Delibes, que cuenta con dos ramales.

La portavoz municipal Inmaculada Sanz (PP) ha informado de esta remodelación en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, donde ha destacado que esta actuación "revolucionará la movilidad de todo el ámbito" con un "auténtico nudo" que además dará respuesta al requisito de conectar la terminal de ferrocarril de Vicálcaro con la M-45.

Inmaculada Sánz |REDACCIÓN

En concreto se crearán dos nuevos viarios para acceder a la parcela de ocio y comercial contigua al enlace, contando en total con tres vías de acceso para vehículos privados y una cuarta independiente para logística.

Este nudo mejorará la conexión con Coslada y con la M-40 "reduciendo la peligrosidad en los viajes y los tiempos y costes en transporte", según destaca el Consistorio madrileño

En total se verán afectados 265.000 metros cuadrados de extensión de este a oeste y, al reordenar este ámbito, un aumento de más de 5.000 m2 de las superficies destinadas a zonas verdes.

No se ampliará Madrid Central como pide Más Madrid

La portavoz del gobierno municipal, Inmaculada Sanz se ha negado a ampliar Madrid Central a todo el interior de la M-30 como ha pedido este jueves Más Madrid. Es algo que ni está encima de la mesa ni se va a abordar por parte de PP y Cs, ha asegurado.

Una de las calles afectadas por las restricciones de Madrid Central

La portavoz de medios de Más Madrid, Rita Maestre y la concejala Esther Gómez han presentado su propuesta junto al edil Jorge García Castaño, en un "punto negro" de la ciudad en lo que a contaminación se refiere, la Plaza Elíptica.

Las líneas de su plan de movilidad incluye cinco ejes, entre ellos la ampliación de Madrid Central a ocho distritos, todos dentro de la M-30, y 'calles verdes', una red a modo de "pequeñas zonas de bajas emisiones, pequeños Madrid Centrales", vertebrada por la 'M-35 del transporte público', que vendría a ser una gran infraestructura específica de autobuses de alta capacidad.

Rita Maestre |REDACCIÓN

Las dos ediles han detallado que la ampliación de Madrid Central se extendería con su propuesta a Chamartín, Salamanca, Chamberí, Retiro, Arganzuela, Moncloa-Aravaca, Tetuán y parte de Fuencarral-El Pardo, los distritos que están dentro de la M-30.

Ambas han coincidido en que la zona de bajas emisiones "ha resultado eficaz en la lucha contra la contaminación de la capital" y los datos lo corroboran: la contaminación en la zona de Madrid ha bajado un 20 por ciento en el primer año de implantación y un 11 en el resto de la ciudad."Cuando algo funciona hay que ampliarlo, no recortarlo. Es el momento de extender más allá esta zona de bajas emisiones para que la calidad del aire que respiramos mejore aún más, hay que elegir entre salud y contaminación", ha subrayado Rita Maestre.