Los camiones ligeros sin distintivo podrían seguir entrando en Madrid Central

Los camiones ligeros sin distintivo podrían seguir entrando en Madrid Central

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha informado que el Ayuntamiento de Madrid está "estudiando" la posibilidad de aplicar una "prórroga" a la prohibición de acceso a Madrid Central para los vehículos de distribución urbana de mercancías (DUM) de menos de 3.500 kilos y sin distintivo ambiental, cuya entrada en vigor está prevista para el 1 de enero de 2020.

Esta ha sido la principal preocupación que le ha trasladado la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) en una reunión mantenida en la tarde de ayer jueves, tras la cual el alcalde ha admitido que comercios y supermercados pueden afrontar "problemas de abastecimiento" a raíz de esta medida incluida en el Plan A del anterior Gobierno municipal de Manuela Carmena. "Las restricciones impuestas por el anterior equipo de Gobierno no pueden verse satisfechas con la renovación de la flota por una cuestión de plazos y también de suficiencia económica", ha explicado Martínez-Almeida.

Por ello, el Ayuntamiento se plantea actuar en "dos vías": la aplicación de una moratoria a la medida y el lanzamiento "de forma inmediata" de una línea de subvenciones dotada con 10 millones de euros para la renovación de las flotas.

Los Transportistas celebran que se estudie su demanda

La Confederación Española de Transporte de Mercancías CETM-Madrid ha celebrado que el Ayuntamiento esté estudiando una prórroga a la prohibición de acceso de camiones ligeros a Madrid Central, ya que son vehículos "de escasa incidencia en la contaminación".

A través de un comunicado CETM ha respondido así al anuncio que hizo este jueves el alcalde, José Luis Martínez Almeida. Para CETM es una "satisfacción" que se estudie esta moratoria, que es "una demanda planteada por la patronal del sector del transporte de mercancías por carretera de la Comunidad de Madrid, de la que hasta ahora se había hecho caso omiso".

Los camiones ligeros, asegura, "tienen escasa incidencia en la contaminación de Madrid ya que tan solo representan el 1,68 % del total de los vehículos que circulan por Madrid Central".

Con esta moratoria, prosiguen los transportistas, se beneficiará al transporte de mercancías de la capital madrileña y, en especial, al sector de las mudanzas, que "tantas trabas está sufriendo" y que "atisba un negro panorama de futuro". "Los beneficios también redundarían en favor los ciudadanos, que no tendrían problemas de desabastecimiento, y en los propios comerciantes de la zona Madrid Central", agrega.

CETM celebra también que Almeida haya anunciado que el Ayuntamiento lanzará de forma inmediata una línea de subvenciones para la renovación de estas flotas comerciales, otra de las demandas más solicitadas por parte del sector.