Los cementerios madrileños se llenan de flores

Los cementerios madrileños se llenan de flores

Día de flores y oraciones en las tumbas de los seres queridos que ya no están. Largas colas ante los cementerios, porque los madrileños han acudido en masa a recordar a sus seres queridos en el día de Todos los Santos. Costumbre, tradición y sentimiento religioso se unen en esta jornada para la que los camposantos han aumentado sus horarios ante la avalancha de visitantes.

Alrededor de millón de personas visitarán estos días los cementerios madrileños para recordar a sus seres queridos con motivo del Día de Todos los Santos y el Día de Todos los Difuntos, que se celebran, respectivamente, hoy y mañana.

Este año, debido a que la festividad cae en viernes, las visitas se han espaciado más, ya que algunos los han adelantado al fin de semana pasado porque se han cogido el puente, aunque otros muchos lo harán este fin de semana. Algunos vendedores de flores aseguran que esta circunstancia se está dejando notar en sus negocios

El camposanto más poblado es el de La Almudena, que cuenta con 120 hectáreas, y en el que se esperan estos días medio millón de visitas. El histórico camposanto de La Almudena tiene 125 años, 280.000 unidades de enterramiento y bajo sus nichos descansan más de 4 millones de almas. Después se sitúa el Tanatorio Sur de Carabanchel, con 87 hectáreas. A gran distancia se sitúa el de Fuencarral, con 10 hectáreas de suelo dedicado a los nichos.

También los pequeños cementerios de los pueblos de nuestra región, tienen estos días una actividad muy especial. Así lo hemos podido comprobar en los camposantos de Villanueva de Perales y Navas del Rey.