Sin citas ya para la Seguridad Social

Sin citas ya para la Seguridad Social

Da igual a la oficina de la Seguridad Social que vayamos en Madrid. Hemos acudido a la de la Calle Pedro Díez, de Carabanchel, y a la de la Avenida de Europa, de Pozuelo. Los casos son muy similares: ciudadanos agolpados a las puertas esperando que alguien les atienda porque no consiguen una cita.

El joven Musín nos cuenta que lo ha intentado por Internet y por teléfono y nada. Le ocurre desde hace un mes a Sara que necesita darse de alta en la Seguridad Social para que una empresa pueda contratarla.

Nos hemos encontrado a ciudadanos desesperados como Bertila que está en la puerta a la espera de que el vigilante de seguridad le eche una mano. Desde julio espera una resolución de la Seguridad Social para poder volver a incorporarse a su puesto de trabajo en un supermercado. Nos cuenta que la empresa "no le deja presentarse mientras no vaya con la resolución en la mano". Dos meses lleva sin ingresos.

Adoración se acaba de jubilar, pero tampoco COBRA. Trabajaba en El Corte Inglés y ella sí ha conseguido cita en la oficina de Pozuelo. Le han dicho que este mes no va a cobrar y que tardará al menos otros dos. Y si a todo eso le añadimos el peregrinaje, como el que vive Javier, es como una "odisea". Nos cuenta: "La mutua me manda al Sepe y así estoy, entre la mutua, el Sepe y la Seguridad Social con lo difícil que es conseguir citas".

La explicación de los sindicatos

Para los sindicatos la solución parte de cubrir de forma inmediata el déficit de plantilla. Ignacio Galán, secretario general de la Seguridad Social, calcula que se necesitan 10.000 efectivos para atender las necesidades actuales.

Martín Lanzas, coordinador de UGT/Seguridad Social, asegura que el colapso no es culpa del coronavirus. Lo que ha "conseguido la Covid es aflorar una miseria de un sistema, abandonado por sucesivos gobiernos que han dejado mermar la plantilla una cuarta parte en los últimos 10 años".

Este martes por la tarde, ambos sindicatos y el CSIF se reúnen con el secretario de Estado de Seguridad Social para intentar poner fin a este colapso. Advierten que habrá movilizaciones en octubre si no se pone fin al desastre.