El comercio y el ocio nocturno de Madrid siguen sin hacer su agosto soñado

El comercio y el ocio nocturno de Madrid siguen sin hacer su agosto soñado

Negocios abiertos, pero beneficios que se resisten. Los comerciantes y hosteleros de Madrid tratan de enderezar el año más duro que recuerdan. Entre ellos, los más perjudicados por la pandemia del coronavirus están siendo los locales de ocio nocturno, que este fin de semana cerraron sus puertas como señal de protesta a las medidas de la administración.

Algunos comercios señalan que si no fuese por la venta de mascarillas, su recaudación se reduciría a la mitad. La covid-19 ha cambiado incluso la forma de hacer pedidos.

Los comerciantes madrileños aseguran vivir día a día y a la espera de nuevos acontecimientos.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha visitado este lunes a los comerciantes de Vicálvaro para escuchar sus necesidades. Un apoyo que también ha querido mostrar a los hosteleros. Villacís insiste en destinar las bandas de aparcamiento a las terrazas.

Cierre histórico

Respecto al ocio nocturno, este fin de semana el 95% de los locales de la noche madrileña, según datos de la plataforma por el ocio de Madrid, cerraron como protesta.

Desde la Comunidad de Madrid aseguran que comprenden la preocupación de los locales de ocio nocturno, pero que "hay que ser conscientes de que la noche madrileña supone un alto riesgo".

Mejores Momentos

Programas Completos