Los enfermos de corazón, más vulnerables ante la Covid-19

Los enfermos de corazón, más vulnerables ante la Covid-19

En este 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón. El objetivo es concienciar sobre las enfermedades cardiovasculares, su prevención, control y tratamiento.

En el Hospital Gregorio Marañón, su jefe de Cardiología advierte de que los pacientes de corazón deben acudir al médico a pesar de la pandemia del coronavirus. "Si tienen síntomas de la cardiopatía, no pueden retrasar su visita al médico porque este tipo de enfermos requieren de atención urgente, su mortalidad es mayor que los enfermos de Covid", afirma Francisco Fernández Avilés.

Por varias razones son más propensos al contagio: "Porque estos enfermos tienen unos receptores que son los mismos que el virus utiliza para entrar en el cuerpo. Cuando se junta la enfermedad cardiovascular con la covid la mortalidad es mucho más alta", afirma el jefe de Cardiología del Gregorio Marañón.

En este centro hospitalario, durante la primera ola, se realizaron cinco trasplantes de corazón. "No se mezclaron los pacientes en ningún momento. Y tampoco se hizo ninguna operación sin que se le hiciera una prueba al paciente que revelara de manera contundente que no estaba contagiado", afirma el doctor Fernández Avilés.

Según un estudio publicado en la Revista Española de Cardiología, en el que han participado 74 hospitales españoles, se ha duplicado la mortalidad hospitalaria por infarto de miocardio durante la pandemia y también ha aumentado el tiempo de isquemia; es decir, el que transcurre desde que el paciente inicia los síntomas hasta la primera asistencia médica, pasando de 200 minutos a 233. El incremento en este tiempo se correlaciona con ese aumento de la mortalidad.

Consejos

La Sociedad Española de Cardiología ha preparado estas recomendaciones para evitar las cardiopatías:

  • Dedica cinco minutos al día para relajarse: controlar la ansiedad, la ira y el estrés, entre otros, es fundamental para no alterarse y no aumentar las pulsaciones de forma innecesaria y, así, evitar la hipertensión arterial.

  • Reserva al menos 20 minutos al día para estar activo: acciones tan sencillas como ir a la compra o a trabajar andando o en bicicleta ayuda a que nos mantengamos activos.

  • Prioriza las frutas y verduras en las comidas: comer sano es imrescindible para cuidar de nuestro corazón.

  • Si madrugas, vente pronto a la cama: según algunos estudios las personas que duermen un mínimo de siete horas al día reducen hasta en un 65% el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

  • Positividad y risas ante todo: al reír, la capa interior de los vasos sanguíneos (endotelio) se relaja, lo que hace que mejore nuestra circulación y disminuya la presión arterial.

Más de 17 millones de personas mueren al año por infartos de miocardio y accidentes cerebro vasculares. Se estima que la cifra ascenderá a 23 millones para el año 2030.

Mejores Momentos

Programas Completos