Estudiantes independentistas acampan en una plaza de Barcelona y desafían a los Mossos

Estudiantes independentistas acampan en una plaza de Barcelona y desafían a los Mossos

En Cataluña este miércoles segunda jornada de huelga en universidades e institutos. Una jornada sin incidentes que ha acabado con una acampada indefinida montada en unas de las principales plazas de Barcelona por los estudiantes independentistas, un nuevo desafío a las fuerzas de seguridad, ya que, según han dicho los jóvenes, no se irán hasta que los Mossos les echen de allí.

Los que han acampado son varias decenas de estudiantes que se autodenominan "la generación 14 de octubre". Han plantado unas 40 tiendas de campaña en la plaza Universitat de Barcelona, y han reclamado que se pare "la represión" y se garantice la amnistía a los independentistas presos, entre otras peticiones.

Los jóvenes, además, piden dinero para su “caja de resistencia”. En el "Manifiesto Acampada plaza Universitat" se afirma: "Somos una generación sin futuro. La generación de la precariedad", sin acceso a la vivienda y "la que es víctima de un sistema que amenaza la propia existencia de nuestro planeta".

Peticiones y derechos

Los convocantes exigen que se pare lo que consideran represión, se depuren responsabilidades en los Mossos d'Esquadra, Policía Nacional y Guardia Civil por los hechos de los últimos quince días, y se garanticen los derechos civiles y políticos, a su juicio, "vulnerados y puestos en cuestión por la sentencia del Tribunal Supremo".

No obstante, la huelga indefinida convocada en las universidades catalanas tiene un moderado seguimiento en su segundo día, con normalidad académica en los campus de la UPF y la UAB, mientras que en la UB se ha bloqueado el acceso a la Facultad de Filología.

La huelga universitaria en Cataluña se inicia con bloqueos en dos universidades

Fuentes de la Universidad de Barcelona (UB) han informado de que el funcionamiento de los campus es parecido a un día laborable, con la excepción de la Facultad de Filología, que se encuentra en el edificio histórico de la plaza Universidad y cuyo acceso está bloqueado.

En esta misma plaza, es donde un grupo de estudiantes independentistas han plantado una cincuentena de tiendas de campaña y se han instalado con sillas plegables para expresar su protesta por la sentencia del 'procés'.