El gerente de Magrudis y sus dos hijos declaran ante la jueza que investiga la listeriosis

El gerente de Magrudis y sus dos hijos declaran ante la jueza que investiga la listeriosis

El gerente de Magrudis, José Antonio Marín, y dos de sus hijos, todos ellos detenidos el pasado martes por el brote de listeriosis detectado en agosto, han pasado este jueves a disposición judicial y están declarando ante la jueza de Instrucción número 10 de Sevilla, que investiga el caso.

La listeriosis se cobra su primera víctima mortal en España

Los arrestados han sido trasladados desde la comandancia de la Guardia Civil a los juzgados del Prado de San Sebastián sobre las 9.30 de la mañana, pero el primero en subir al juzgado de Instrucción, el hijo menor, no lo ha hecho hasta las 13.50, ya que el atestado de la investigación de la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente (Ucoma) del Instituto Armado llegó al mediodía.

Además del hijo menor, también declararán durante esta tarde el gerente de la empresa, José Antonio Marín, y el administrador y socio único, su hijo Sandro José Marín Rodríguez, en presencia de sus abogados, la magistrada instructora, la fiscal y el letrado de la asociación de consumidores Facua, que está personada en la causa.

La Guardia Civil dejó en libertad a dos de los cinco responsables de Magrudis detenidos

La Guardia Civil dejó en libertad a dos de los cinco responsables de la Magrudis que fueron detenidos el pasado martes en el marco de una operación ordenada por el Juzgado de Instrucción 10.

La jueza Pilar Ordóñez ordenó ese día el registro de varios inmuebles propiedad de la empresa, entre ellas la nave industrial ubicada en el Polígono el Pino de Sevilla, un lugar que desde primera hora contó con numerosa presencia de agentes de la Guardia Civil.

Marín Rodríguez y otro responsable de la empresa entraron junto a varios agentes en la nave de Magrudis y la abandonaron a las dos horas en dirección a la Comandancia de la Guardia Civil en Montequinto, en Dos Hermanas (Sevilla).

Los registros fueron efectuados por agentes de la Unidad Central Operativa del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, encargados de medio ambiente y consumo.