El Gobierno propone un impuesto a la comida basura

El Gobierno propone un impuesto a la comida basura

El Gobierno pone encima de la mesa gravar con más impuestos la comida basura. De momento es solo una idea que ha lanzado el ministro de Consumo, Alberto Garzón.

Desde el sector alimentario consideran que lo primero que hay que hacer es definir qué es comida basura.

¿Subir impuestos a la comida basura?

El secretario general de Hostelería de España, Emilio Gallego recuerda además que “hay que ser sensible porque cualquier impacto impositivo en el consumo puede influir en la evolución de la economía”. Gallego insiste también en que “no sirve sólo el palo fiscal, hay que tomar medidas complementarias como la actividad física”.

“Hay que ser sensible porque cualquier impacto impositivo en el consumo puede influir en la evolución de la economía”

Los nutricionistas, en un principio, ven con buenos ojos la medida pero ponen matices. Para la experta en nutrición Ángela Quintas “hay que plantearse también bajar el IVA a los productos sanos y poner el tipo superreducido del 4%”.

Otros países europeos ya han adoptado este tipo de medidas. Los primeros en implantarlo fueron los daneses hace 9 años. Por cada hamburguesa pagan 15 céntimos más, 9 céntimos en el caso de las bolsas de patatas fritas y 33 céntimos por cada tarro de mantequilla.