La lucha contra el cáncer no puede pararse por el coronavirus

La lucha contra el cáncer no puede pararse por el coronavirus

Todo no es coronavirus. Cada año más de 27.0000 personas son diagnosticadas de cáncer en España. Comenzar o continuar con el tratamiento es clave para los pacientes oncológicos. También en esta situación.

Son más vulnerables que el resto de la población y al salir a la calle para acudir al hospital asumen un riesgo mayor. Por eso, instituciones, asociaciones y, sobre todo, oncólogos están adaptándose a la nueva situación para que puedan seguir tratándose.

Abandonar el tratamiento no es una opción

La lucha contra el cáncer no puede pararse. Abandonar el tratamiento no es una opción. Los médicos barajan distintas posibilidades de administrar los tratamientos minimizando los riesgos de contagio.

A la ansiedad que genera la enfermedad oncológica se une la que provoca el miedo al covid-19, el aislamiento social y la ruptura de rutinas. La Asociación Española contra el Cáncer ha destinado una partida extraordinaria de tres millones de euros para familias con cáncer en situación de vulnerabilidad.

Aparte del aspecto sanitario, la población con cáncer es extremadamente vulnerable en el ámbito social y laboral.