Más de la mitad de los trabajadores inmigrantes tiene un contrato indefinido en la Comunidad de Madrid

Más de la mitad de los trabajadores inmigrantes tiene un contrato indefinido en la Comunidad de Madrid

El porcentaje de emprendedores extranjeros ha crecido cinco puntos en los últimos tres años, al pasar del 10 al 15 por ciento en la Comunidad de Madrid, donde el 51 por ciento de los trabajadores inmigrantes tiene un contrato indefinido, mientras que un 36 por ciento posee un contrato temporal y un 9 por ciento carece de contrato.

Los datos proceden de la Encuesta Regional de Inmigración 2019, una investigación sobre la población extranjera residente en la región, que el consejero de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, Alberto Reyero, ha presentado este viernes.

El 95% están empadronados

El muestreo, que se ha realizado entre los meses de mayo y junio de este año, ha incluido 3.100 entrevistas a personas de ambos sexos, entre 16 y 64 años de edad, de los diez países con mayor presencia en la Comunidad de Madrid: Rumanía, Marruecos, China, Colombia, Ecuador, Italia, Venezuela, Perú, República Dominicana y Paraguay, además de un apartado de países subsaharianos y otro general de otros países.

Según el sondeo, el 95 por ciento de los ciudadanos extranjeros que viven en la Comunidad de Madrid están empadronados y el 35 por ciento posee la nacionalidad española.

Falsos mitos

El 72 por ciento trabaja, el 9 por ciento estudia y solo un 15 por ciento está actualmente desempleado. Más de la mitad de los encuestados cobra más de 1.000 euros al mes y un 43 por ciento puede enviar ayuda económica a su familia en su país de origen, con distinta periodicidad.

Reyero ha destacado que estos datos "vienen a derribar esos falsos mitos sobre el grado de desocupación de las personas extranjeras, unos bulos que se han utilizado en periodo electoral".

Menores tutelados y trabajo

La Comunidad de Madrid acoge a 4.000 menores tutelados. En los centros de acogida se les da la educación y la posibilidad para que puedan valerse por sí mismos. Cuando llegan a la mayoría de edad pueden vivir en pisos tutelados mientras se forman y encuentran trabajo.

Es el caso de los protagonistas de la siguiente historia. Mahamadou es de Mali. Con 17 años se subió a una patera. Hasta Algeciras y de ahí a la capital. Estuvo en un centro para menores no acompañados de la Comunidad de Madrid y ya- mayor de edad- vive en un piso tutelado mientras asiste a un curso de enseñanza laboral

Said Aymen es de Argelia y también llegó sólo en patera. En el centro de acogida hizo un curso de peluquería pero hoy trabaja de cocinero.

Los dos jóvenes se van abriendo camino y por eso se permiten aconsejar a otros menores migrantes que llegan solos. Todos tenemos sueños. El de Said, llegar a jefe de cocina. Y Mahamadou se ve como actor o modelo.

Mejores Momentos

Programas Completos