Juanma Moreno, sobre la sentencia de los ERE: "Es un día triste para Andalucía"

Juanma Moreno, sobre la sentencia de los ERE: "Es un día triste para Andalucía"

El presidente andaluz, Juanma Moreno, ha expresado la "vergüenza" que supone para la Junta las condenas a ex altos cargos socialistas, en "un día triste para Andalucía", pero ha asegurado que la comunidad ya "se ha despojado de los lastres del pasado" y ya ha acabado con "los tiempos de la corrupción".

El jefe del Ejecutivo andaluz se ha pronunciado así en una declaración institucional que ha leído en el Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta, tras hacerse pública la sentencia que condena por los ERE a casi una veintena de ex altos cargos socialistas, entre ellos los expresidentes José Antonio Griñán, con seis años de cárcel, y Manuel Chaves, con nueve años de inhabilitación. "Garantizo que los tiempos de la corrupción, de la malversación, del despilfarro, del clientelismo, del descaro y de la desvergüenza se han acabado en la Junta de Andalucía", ha dicho Moreno (PP) que ha considerado que la sentencia supone "un gran paso adelante de la Justicia, tardío pero cierto", aunque ha lamentado que es "un paso atrás en la imagen de la política, de los políticos y de la gestión pública".

El PSOE de Andalucía ha vuelto a defender este martes tras conocerse la sentencia del caso de los ERE en la "honradez y honorabilidad" de los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, toda vez que ha resaltado que el fallo prueba que "no se han enriquecido ilícitamente ni se han llevado un solo euro", y cuando también ha hecho hincapié en que en ningún caso este asunto responde a financiación irregular del partido: "Ni la ha habido ni la hay". Así se ha pronunciado el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo. Cornejo ha defendido que las responsabilidades políticas por ese caso "fueron asumidas y dirimidas hace muchos años" con "dimisiones, renuncias y abandono de la vida política de todos los implicados en el caso".

José Luis Abalos

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Abalos, ha asegurado que el caso ERE "no es un caso del PSOE" sino de antiguos miembros de responsables de la Junta de Andalucía y del partido, a las que "no se atribuye enriquecimiento ilícito", ha apuntado. Para el dirigente socialista el asunto queda lejos del actual Gobierno y de la actual dirección del PSOE, porque ocurrió hace una década y el partido en Andalucía ya depuró responsabilidades políticas, ha dicho. "A partir de ahora ponemos punto final a este serial de nueve años de explotación del PP, como elemento compensatorio de sus tramas de corrupción", ha agregado.

Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía por Ciudadanos ha defendido que hizo "lo correcto" al reclamar que los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán entregasen sus actas y respondiesen por corrupción. "Me llamaron chantajista. Hoy la Justicia condena 23 años de gobiernos del PSOE por robar el dinero de los parados andaluces. Hice lo correcto en el momento adecuado".

Teresa Rodríguez, coordinadora de Podemos Andalucía considera que "esta sentencia demuestra que el PSOE es un partido cargado de corrupción. 40 años tejiendo redes clientelares malversando fondos públicos".

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, reclamaba explicaciones al secretario general del PSOE. "Hemos conocido la sentencia del mayor caso de corrupción de la historia de España. Si Sánchez no da la cara y no asume responsabilidades políticas por el robo del dinero destinado a los parados andaluces, está inhabilitado para seguir siendo presidente".

Edmundo Bal

Edmundo Bal, portavoz adjunto de Ciudadanos se preguntaba "qué hará Sánchez tras el escándalo mayúsculo de la sentencia de los ERE. ¿Será coherente con lo que le llevó a él a impulsar una moción de censura? Debe asumir responsabilidades políticas. Ya está bien de que PP y PSOE sólo pidan ejemplaridad cuando la corrupción afecta a otros".

En similar sentido se pronunciaba la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, que consoideraba "demoledora" la sentencia para el PSOE y se preguntaba: ¿Sánchez o alguien del PSOE asumirá responsabilidades políticas o la corrupción solo es intolerable si es de otros?".

El exministro socialista, José Bono ha acogido con "gran tristeza" el fallo judicial y ha asegurado que José Griñán y Manuel Chaves "son gente honrada". "Sigo creyendo, pese a la sentencia, que no se han llevado ni un euro a su casa; y tendrían que demostrarme lo contrario para que no siguiera poniendo las dos manos en el fuego por ellos".

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos sostenía que "el bipartidismo trajo corrupción y arrogancia. Llegarán más sentencias como esta que retratan una época. España ha cambiado y no volverá a tolerar la corrupción. Ahora se abre la oportunidad de defender la justicia social y garantizar la limpieza de las instituciones".

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros ha asegurado que la sentencia confirma que "el PSOE ha sido uno de los partidos que más ha robado en la historia de España", y cree que Sánchez "estará valorando qué responsabilidades debe asumir el PSOE y quien lo lidera". Para , Santiago Abascal, la sentencia sobre los ERE muestra "la realidad del socialismo: gastarse en droga y en burdeles el dinero del pueblo al que se deja en la miseria". El presidente de Vox ha acompañado su comentario con una captura de un 'tweet' del líder de Podemos, Pablo Iglesias, de mayo de 2018 pidiendo una moción de censura contra el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras la sentencia del caso Gürtel."La sentencia de hoy debería tener como respuesta una moción de censura de la oposición", escribió entonces Iglesias. "La sentencia de hoy debería tener como respuesta... el aislamiento del partido más corrupto de Europa --responde Abascal este martes--. Pero no lo haréis porque sois iguales".

El líder de Más País, Íñigo Errejón, aseguraba que "la corrupción secuestra las instituciones, pudre la esfera pública y solo deja cinismo a su paso. En Madrid, en Valencia o en Andalucía, sin ambages: llegar hasta el final y recuperar el dinero de todos y todas".