Alquileres en París con precios limitados para evitar la escalada de precios

Alquileres en París con precios limitados para evitar la escalada de precios

Los alquileres firmados en París a partir de este lunes tienen los precios limitados a unos niveles de referencia controlados por la Administración para evitar la escalada de los últimos años, que ha expulsado a las clases medias de una ciudad que pierde habitantes.

La polémica regulación de los alquileres, que se anuncia como uno de los ejes de la campaña para las municipales previstas en marzo de 2020, se aplicó en la capital entre 2015 y 2017, cuando fue anulada por decisión judicial.

Una nueva ley adoptada en noviembre del pasado año, que permite evitar el obstáculo jurídico y aplicar este dispositivo potencialmente en 28 ciudades de más de 50.000 habitantes, ha llevado al Ayuntamiento de París a ponerlo en práctica de nuevo.

A partir de ahora, el que quiera alquilar un piso allí y saber si el precio que le pone el propietario es desorbitado o no, acudirá a una web donde meterá los siguientes parámetros: La calle, los metros cuadrados de la vivienda, su antigüedad, el número de habitaciones y si está amueblado o no. Una vez hecho esto la página le ofrecerá una horquilla con el precio máximo que le puede pedir el casero.

Si está dentro de ese máximo, todo correcto. Si es más puede denunciarlo y el propietario se enfrentaría a una multa, como mínimo, de 5.000 euros.

Nos hemos preguntado si algo así podría ser extrapolable aquí en Madrid...