Pablo Iglesias rebaja 'a medias' la crispación con Vox

Pablo Iglesias rebaja 'a medias' la crispación con Vox

El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, se ha referido hoy a su encontronazo con Vox en el Congreso de los Diputados durante la jornada de ayer. Y a pesar de que ha intentado 'rebajar' la crispación, solo lo ha conseguido 'a medias'.

"Ayer dije la verdad pero me equivoqué, porque al caer en la provocación quité el foco de los temas importantes de la resconstrucción", ha dicho hoy,en una rueda de prensa tras la reunión extraordinario del Consejo de Ministros, palabras que no terminan de liberar de tensión a la política que se vive en estos últimos días.

Un 'incendio político' que sigue activo

El 'incendio político' vivido esta semana en la Cámara sigue activo. Tras su choque con Vox, Pablo Iglesias admite su error pero se reafirma en la veracidad de sus palabras. Se refiere a las palabras con las que acusaba al Iván Espinosa de los Monteros y a su partido de querer dar un golpe de Estado: "A ustedes les gustaría dar un golpe de Estado", a lo que el portavoz de Vox en el Congreso dijo: "Esto es un espectáculo lamentable propio de un marxista como usted". El 'rifirafe' terminó con el parlamentario de Vox retirándose del hemiciclo.

Solo un día antes, también en el Congreso, se había vivido una nueva escena caldeada, en esta ocasión entre la popular Cayetana Álvárez de Toledo y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias. "Usted es el hijo de un terrorista", dijo ella. A lo que Iglesias respondió: "Invitaré a mi señor padre a que ejerza las acciones oportunas".

Algunos políticos piden un poco de paz

Algunos representantes políticos se afanan en pedir calma en medio de tanta tensión, como el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo. Pero otros, lejos de apaciguar, encienden aún más el fuego. Hoy, el vicepresidente segundo del gobierno ha dicho: "Yo no me voy a equivocar, los que quieran crispar, que crispen", mientras que sigue usando sus redes sociales para seguir hablando de Vox:

Por su parte, la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha sentenciado: "Al PP le gusta crispar…".

Y la ministra de Igualdad echa más leña al fuego. Irene Montero ha acusado a PP y VOX de llamar a la insubordinación del Ejército y alentar a la rebelión.