Sánchez defiende la Monarquía y el Pacto Constitucional en una carta a sus militantes

Sánchez defiende la Monarquía y el Pacto Constitucional en una carta a sus militantes

En defensa de la Monarquía y el pacto constitucional ha vuelto a salir hoy en defensa Pedro Sánchez. Lo ha hecho en una carta a su militancia, que ha vuelto a tener una respuesta crítica por parte de sus socios de Gobierno. Desde Podemos piden que Felipe VI y la vicepresidenta Carmen Calvo comparezcan en el Congreso para que den explicaciones.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una carta dirigida a la militancia socialista tres días después de la salida del rey emérito de España, defiende la Monarquía y el Pacto Constitucional al subrayar que "una conducta irregular compromete a su responsable, no a la institución".

Y la monarquía parlamentaria -añade-, dentro de ese Pacto Constitucional, es un elemento más "no todo el pacto, todo el pacto es la Constitución y no se puede trocear y seleccionar a capricho". "Somos leales a la Constitución; a toda, de principio a fin. Y la defenderemos a las duras y a las maduras", deja claro en la misiva.

Recuerda que "no se juzga a las instituciones, sino a las personas", un principio que rige para los agentes sociales, los partidos, gobiernos autonómicos y el gobierno de la nación. Y en este sentido, afirma que España necesita "instituciones robustas", dotadas "de la fuerza que procede de la ejemplaridad" y subraya que todo responsable público debe rendir cuentas de su conducta "y así sucederá sin excepciones" al referirse a Juan Carlos I, cuyo paradero sigue sin conocerse.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha valorado este martes la decisión del rey Juan Carlos I de abandonar España indicando que su Gobierno "manifiesta su absoluto respeto a las decisiones que ha tomado la Casa Real". "Lo hacemos por lo que hay detrás de la decisión, que es distanciarse de ciertas conductas cuestionables por parte de un miembro de la Casa Real, que pueden ser objeto de investigación judicial".

TMDVID20200804_0013

"En este país ha habido supuestos casos de corrupción en partidos politicos o agentes sociales y no se ha puesto en entredicho las instituciones. Se juzga a las personas, no a las instituciones. El rey Juan Carlos se ha puesto en manos de la justicia", ha añadido Sánchez.

El presidente del Gobierno ha defendido que la decisión de la Casa Real es una "respuesta que corresponde a una democracia vigorosa". "Los medios han hecho su papel y han puesto estas supuestas prácticas irregulares en conocimiento de todos. La Casa Real ha marcado distancias a estas supuestas actitudes irregulares", ha defendido.

"España necesita estabilidad e instituciones robustas. Y estas instituciones deben funcionar con transparencia y ejemplaridad. La decisión de Casa Real es adecuada", añade para concluir: "El Gobierno que yo presido considera vigente el pacto constitucional".

"El Gobierno que yo presido considera vigente el pacto constitucional"

Reacciones enfrentadas de las distintas fuerzas políticas a la decisión de Juan Carlos I de abandonar España

Sánchez no ha querido valorar el cruce de valoraciones entre miembros del Gobierno del PSOE y de Unidas Podemos, que ha provocado una crisis en el seno del Ejecutivo. Desde el partido de Pablo Iglesias se ha señalado, por ejemplo, que se desconocía la marcha de Juan Carlos I, algo que parece haberse pactado entre Moncloa y Zarzuela desde mediados de julio.

TMDVID20200804_0015

El presidente del Gobierno ha defendido que las conversaciones con el jefe del Estado son discretas y ha vuelto a defender la actitud de Casa Real de "marcar distancias".

Además, señala que el PSOE "se siente plenamente comprometido con el pacto constitucional en todos sus términos y extremos", al asegurar que la Constitución "no fue una cesión ni una concesión" y advirtiendo a las bases que el peor error que pueden cometer "es regalar a los conservadores la exclusividad del legado constitucional".

En la misiva, donde hace balance de los siete meses de recorrido del Ejecutivo, condicionados por la pandemia del Covid y sus graves consecuencias sanitarias, económicas y sociales, Sánchez no hace referencia alguna a Podemos, su socio de gobierno, ni tampoco a la marcha de la coalición. Únicamente apunta que "este gobierno de coalición progresista se desvivió para salvar vidas, también para salvar empleos y para salvar empresas".

Ya de cara al futuro inmediato y una vez que la reactivación "empieza a reflejarse en las cifras de empleo y de actividad económica", según Sánchez, previene sobre la "tarea colosal de la reconstrucción" que hay que afrontar.

Para ello, apela a la unidad y asegura que el PSOE trabajará para alcanzar esa unidad "con todas las fuerzas políticas dispuestas a arrimar el hombro para aprobar los presupuestos de la recuperación", cuyo proyecto está previsto que el Ejecutivo presente en septiembre.

Programas Completos

Más de Pedro Sánchez