Condenan a Vitaldent tras taladrarle la carótida a un cliente

Condenan a Vitaldent tras taladrarle la carótida a un cliente

El drama que ha sufrido Luis Miguel durante doce años. Fue al dentista para que le colocasen un implante y le taladraron la arteria carótida. La justicia ha condenado a la clínica.

Un calvario de más de 12 años, desde que decidió ponerse implantes. Trasladado a la UCI al hospital 12 de octubre con la carótida taladrada. "Allí estuve 6 meses, entubado y todo morado. No podía creérmelo. Vives con dolor y miedo, podría haberme muerto durante aquella intervención" asegura.

Meses de recuperación física y años de recuperación psicológica. Después empezó un calvario judicial.

Ha ganado, pero no ha sido indemnizado. Ahora, recuperado, aconseja que se piense bien en que mano se pone la salud dental.