Detenidos 19 estafadores que vaciaban cuentas corrientes accediendo a móviles

Detenidos 19 estafadores que vaciaban cuentas corrientes accediendo a móviles

La Policía Nacional ha detenido a 19 ciberestadores que vaciaban cuentas de ciudadanos de toda España mediante el "SIM wrapping", que consiste en duplicar la tarjeta del móvil para acceder a las contraseñas de banca y ordenar transferencias a otras cuentas.

Según ha informado este sábado la Dirección General de la Policía, los detenidos operaban desde Valencia y Madrid y se valían del trabajo de uno de ellos en una tienda de reparación de "smartphones" para, tras vulnerar las claves de seguridad, acceder a datos sensibles de los terminales que las víctimas llevaban a reparar.

Así accedían al correo electrónico, la galería de fotos y a la totalidad de las contraseñas de sus aplicaciones, incluyendo las de banca electrónica.

"Hackear un móvil es muy sencillo y muy común", explica un experto en ciberdelincuencia

Con la información obtenida a través de esa intrusión y, tras falsificar los documentos de identidad y duplicar la tarjeta SIM del teléfono, vaciaban las cuentas corrientes y contrataban créditos bancarios instantáneos en apenas una hora.

Los ahora detenidos desviaban dinero a bancos internacionales, lo gastaban en compras, o bien realizaban extracciones directas en cajeros.

Con las ganancias compraban grandes cantidades de bitcoins o adquirían motocicletas que después vendían a precios inferiores al valor real de mercado, blanqueando así los beneficios de forma rápida y segura, detalla la Policía.

"Hackear un móvil es muy sencillo y muy común", explica un experto en ciberdelincuencia

Los investigadores han acreditado el elevado perjuicio económico ocasionado a las víctimas: el montante de fraude realizado solo a siete de ellas asciende a más de 450.000 euros.

Dieciséis registros domiciliario

Los agentes llevaron a cabo dieciséis registros domiciliarios, once de ellos en la Comunidad de Madrid y cinco en Valencia, donde se hallaron DNI falsificados de potenciales víctimas ya preparados para realizar próximas estafas, además del bloqueo de 75 cuentas bancarias.

El grupo desarticulado operaba en todo el territorio nacional, principalmente en la capital y en el litoral español, con una progresión internacional de su actividad hacia Inglaterra y Estados Unidos.

Las víctimas facilitaban de buena fe las claves de desbloqueo del terminal en la tienda de reparación con el objetivo de que pudieran acceder a él y arreglarlo.

La Policía Nacional ha advertido de que uno de los indicios de este tipo de estafa es que durante el intercambio de SIM la víctima no podrá efectuar llamadas telefónicas ni enviar mensajes de texto.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Ciberdelincuencia