Galicia y País Vasco celebran unos comicios inéditos marcados por la pandemia

Galicia y País Vasco celebran unos comicios inéditos marcados por la pandemia

Galicia y el País Vasco celebran este domingo elecciones en un escenario y una fecha atípicos por la pandemia de coronavirus, con condiciones especiales, la incógnita de la participación de telón de fondo y la duda de si la gestión política del coronavirus pasará factura a los candidatos.

Los primeros comicios de la denominada 'nueva normalidad' en España también se celebran en medio de la controversia, tras decidir ambos gobiernos autonómicos prohibir que vayan a votar a los colegios los ciudadanos que padezcan coronavirus o tengan síntomas.

Esta decisión ha abierto un debate entre los juristas al entender, algunos de ellos, que esta decisión, avalada por el Tribunal Supremo y las juntas electorales, vulnera el derecho fundamental a la participación política.

En Galicia, donde el brote más activo sigue radicado en A Mariña (Lugo), al menos 259 contagiados deberán quedarse en casa -203 corresponden a la provincia de Lugo y 186 a la comarca aún confinada parcialmente-, si bien sus contactos sí podrán acudir al colegio, depositar la papeleta y acto seguido regresar a sus domicilios para seguir la cuarentena.

De igual modo, unos 200 vascos con infección activa, no sólo del rebrote de Ordizia (Guipúzcoa), no podrán votar el domingo de forma presencial.

Las primeras elecciones tras el estado de alarma se desarrollarán en pleno episodio de rebrotes.

Los votantes deberán llevar mascarilla

Los dos procesos electorales también se celebran con el fantasma de la abstención rondando una convocatoria por vez primera en verano y con protocolos de protección frente a los contagios similares, que buscan favorecer el voto con la máxima seguridad.

Los votantes deberán llevar mascarillas, al igual que los miembros de las mesas electorales, y deberán desinfectar las manos con frecuencia, sobre todo antes de entregar el voto, y depositar el DNI en una bandeja habilitada para que el personal electoral lo pueda ver, sin entregarlo en mano como es habitual.Y a quienes acudan sin mascarilla se les entregará una en el momento de acceso al local electoral.

Ir a votar con Covid-19, una infracción grave

La Xunta considera que ir a votar este domingo habiendo dado positivo por COVID-19 o estando a la espera de realizar la prueba o con síntomas sería una infracción de la Ley de Salud de Galicia por desobediencia a las autoridades sanitarias y causar un riesgo sanitario.