La mitad de los vecinos de Morata viven un confinamiento sin fibra óptica

La mitad de los vecinos de Morata viven un confinamiento sin fibra óptica

A 36 kilómetros de la puerta del Sol pero parte de los vecinos no tienen fibra óptica.

Han vivido el confinamiento como en los 90, digitalmente a oscuras. Entretenerse es misión imposible.

“Se queda la pantalla sin señal cuando la niña ve los muñequitos” lamenta una de las residentes.

La mitad de los vecinos de Morata de Tajuña sin acceso a la fibra óptica

Pérdida de oportunidades laborales

“Confinados y sin videoconferencias con toda la demanda de internet” se queja otra de las vecinas.

Esta situación le ha repercutido económicamente. Pierde trabajos que no puede entregar en una fecha determinadas y gasta combustible cuando tiene que desplazarse a otra localidad.

La mitad de los vecinos de Morata de Tajuña navegan por internet a alta velocidad, la otra mitad, lo hace a "pedales". Una guerra comercial entre compañías de telefonía móvil ha dejado a medio pueblo sin fibra óptica.

Es uno de los 2.500 pueblos de España sin un acceso rápido a internet.