El PSOE convencido de que el martes no habrá sorpresas y Sánchez será investido

El PSOE convencido de que el martes no habrá sorpresas y Sánchez será investido

Los apoyos están claros a la investidura de Pedro Sánchez, Los partidarios del dar el 'sí' al candidato socialista tienen claro que no habrá sorpresas el próximo martes, a pesar de los números ajustadísimos con los que se presenta a la segunda votación, en que tan sólo será necesario obtener más 'sies' que 'noes'.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, está convencido de que será investido presidente del Gobierno y así lo ha asegurado a los periodistas con un "¡claro, hombre!" al plantearle si conseguirá ese objetivo el próximo martes.

Sánchez ha hecho este breve comentario en los pasillos del Congreso al término de la sesión en la que no ha obtenido la mayoría absoluta requerida en primera votación para ser elegido presidente.

Por su parte, la ministra de Defensa y Asuntos Exteriores en funciones, Margarita Robles, ha ahuyentado este domingo el fantasma del 'tamayazo', es decir, de la posibilidad de que algún diputado socialista frustre con su voto o ausencia la investidura.

"Los diputados tenemos sentido de la responsabilidad para saber lo que votamos, no entiendo que pueda haber un cambio de voto", ha indicado Robles, antes de censurar que determinados partidos "traten de ponerse en contacto con otros" para que lo hagan. "Nosotros lo tenemos muy claro, todos vamos a votar a favor y no aceptamos ningún tipo de presiones de otras fuerzas políticas", ha aseverado.

Por su parte, la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, ha arremetido este domingo con dureza contra los representantes de PP, Ciudadanos y Vox, a quienes ve "radicalizados y desmesurados" porque sólo reconocen los resultados electorales cuando les benefician a ellos.

"No sé con qué tipo de diputados está acostumbrada a tratar usted, pero los de esta Cámara ni son arribistas ni tránsfugas"

Más dura incluso que con Casado, ha estado Lastra con la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, a la que ha acusado de "alentar tamayazos", en alusión al caso de los dos diputados tránsfugas que impidieron en 2003 que el PSOE gobernara la Comunidad de Madrid, provocando una repetición electoral que propició que el PP siguiese en el poder.

"No sé con qué tipo de diputados está acostumbrada a tratar usted, pero los de esta Cámara ni son arribistas ni tránsfugas. Si pensaba traer una bolsa con dinero se lo vamos a ahorrar. En política hay algo peor que estar en la oposición, es estar en la irrelevancia", le ha espetado a la dirigente naranja.

Mientras, el portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, aseguró que "de la derecha esperamos todo", incluida la posibilidad de un 'tamayazo'.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas -quien ha apelado ya en varias ocasiones a la "valentía" de algún diputado socialista para impedir la investidura de Sánchez con el apoyo de Unidas Podemos y de los independentistas- volvió a hacerlo hoy concluida la primera votación. Desde los pasillos del Congreso emplazaba a algún "valiente" del PSOE a dar el paso. No sería transfuguismo, precisó, sino "ser valiente por España".