Ramón y Cajal y Aleixandre, víctimas del descuido

Ramón y Cajal y Aleixandre, víctimas del descuido

Madrid cuenta con dos premios Nobel cuyo legado está siendo olvidado y, en algún caso, mal vendido en el Rastro.

Es el caso de la biblioteca personal de Santiago Ramón y Cajal. Su propio maletín médico todavía se puede encontrar a la venta en internet. Nos hemos preguntado qué ocurre para que descuidemos tanto nuestro patrimonio cultural.

Es el científico español más reconocido de la historia. Ramón y Cajal descubrió las claves del cerebro y del sistema nervioso. En 2017 la Unesco declaró su archivo científico patrimonio de la Humanidad. El único patrimonio mundial con que cuenta Madrid. Fue premio nobel. Pero ningún museo en España honra su figura.

Hace poco se supo que su biblioteca fue vendida en el rastro a precio de saldo. Algunos de sus objetos se subastan en internet. Su casa, la que él mismo diseño en la calle Alfonso XII, frente al Retiro, se va a convertir en pisos de lujo.

No es el único caso de abandono del patrimonio. La casa de Vicente Aleixandre, premio Nobel de Literatura lleva cerrada y vacía 33 años, ignorando su pasado como foco literario durante décadas:

Son dos ejemplos de desidia respecto al patrimonio cultural e histórico, que ninguna administración ha corregido en los últimos 40 años.