300 autobuses urbanos e interurbanos dispondrán de geles, mamparas y purificadores de aire

300 autobuses urbanos e interurbanos dispondrán de geles, mamparas y purificadores de aire

Los más de 300 autobuses urbanos e interurbanos de Alsa con los que presta servicio el Consorcio Regional de Transportes de Madrid ofrecerán en la desescalada geles hidroalcohólicos, mamparas para proteger a los conductores, sistemas de purificación con ozono, y tendrán cartelería para indicar los asientos que no pueden utilizar los usuarios.

El consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, ha visitado este domingo junto al vicepresidente autonómico, Ignacio Aguado, el intercambiador de plaza de Castilla para presenciar la desinfección de uno de los autobuses y ver todas las novedades que se han incorporado.

"Venimos a ver una parte de nuestra flota de autobuses tras la nueva resolución en la que se exige que a partir del lunes se empiecen a señalizar todos los asientos que no pueden ser ocupados dada la densidad que está establecida por el Ministerio que permite solo un 50 % de ocupación", ha explicado Garrido.

En este sentido, ha resaltado que Alsa "además de todo lo que hemos solicitado, ha incluido hidrogeles en los autobuses tanto urbanos como interurbanos", algo que para Garrido demuestra que las empresas que trabajan con el Consorcio "van incluso por delante y van más allá de lo exigido".

El director general de mantenimiento de Alsa, Miguel Ángel Alonso, ha explicado a Efe que se han incorporado "todos los sistemas que previenen o eliminan" el coronavirus, como ionizadores y ozonizadores que se han integrado en el sistema de climatización.

"Además, se incorporan unos filtros de aire que van también en el sistema de climatización con tecnología que filtra un 99 % de todo el aire que está en el vehículo", ha añadido.

A ello se unen "unas nuevas mamparas diseñadas para que el conductor -que tiene que llevar además guantes y mascarilla- esté totalmente protegido".

Se ha instalado también cartelería interior y exterior informando a los pasajeros del uso obligatorio de mascarilla y guantes.

"Hemos incorporado pegatinas que van en las plazas que no se pueden ocupar y una guía para el viajero en la que se ponen las huellas donde deben ir colocados cada uno de pie, porque lógicamente hay una limitación tanto en las plazas sentadas como en la distribución de pie", añade Alonso.

También ha explicado que los autobuses urbanos de Alsa tendrán un aforo en torno a 25 pasajeros en lugar de los 95 habituales.

El vicepresidente, Ignacio Aguado, ha aprovechado "la ocasión para volver a exigir al Gobierno de España que haga obligatorio el uso de mascarillas" más allá del transporte público, donde ya es obligatorio llevar máscara.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Coronavirus COVID-19