La conciliación familiar, inexistente con el covid-19

La conciliación familiar, inexistente con el covid-19

Niños en casa, lecciones de mate, lengua, materias en inglés y teletrabajo. Una mezcla explosiva que hace imposible la conciliación, sobre todo, para las mujeres.

La pandemia ha acabado con la conciliación familiar, con los niños en casa y trabajando en línea. Por eso el club de las Malasmadres pide al ejecutivo que para garantizarla apruebe medidas como el teletrabajo obligatorio o la flexibilización de la jornada sin pérdida salarial.

Videollamadas, compra, deberes y teletrabajo

“Aprovechando los momentos en los que ellas duermen para poder trabajar” lamenta una de las madres.

“La que cocino y hace la compra o los deberes con las niñas en casa soy yo” reconoce otra.

“Con videollamadas tengo a una niña en cada pierna” nos cuenta otra.

La cuarentena relega a las mujeres según un estudio

Teletrabajo más allá del coronavirus

Malasmadres denuncian que con el confinamiento, la conciliación ha brillado por su ausencia.

“Pedimos al gobierno que el teletrabajo sea imperativo legal más allá de la pandemia” demandan. Y ayudas a cargo del estado.

Desde la asociación denuncian que las mujeres madres "se vuelven invisibles porque el trabajo no remunerado no se mide, porque la carrera profesional se paraliza, porque asumen el doble de tareas domésticas que los hombres y porque faltan políticas sociales de apoyo a la maternidad".

Como recuerdan en una reciente campaña previa al confinamiento, la maternidad convierte a las mujeres en invisibles en el trabajo, en la sociedad y en el hogar.