Los donantes de médula crecieron un 36% entre enero y agosto en la Comunidad

Los donantes de médula crecieron un 36% entre enero y agosto en la Comunidad

El Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid ha registrado entre enero y agosto de este año a 4.000 nuevos donantes de médula ósea, lo que supone un 36% más que en el mismo periodo de 2018. En total, son cerca de 45.000 los madrileños inscritos y activos en el Registro Español de Donantes de Médula Ósea (Redmo).

El consejero de Sanidad de la Comunidad, Enrique Ruiz Escudero, señaló este sábado, coincidiendo con el Día Mundial del Donante de Médula Ósea, que el objetivo es alcanzar la cifra de 7.000 nuevos donantes de médula al año.

El consejero participó hoy en un acto de reconocimiento y agradecimiento a las personas que han realizado su donación en el último año, así como a entidades colaboradoras en la promoción de la donación de médula.

Además de los donantes madrileños, el Centro de Transfusión atiende también a personas de municipios limítrofes a la Comunidad de Madrid, a las que se informa y registra y es centro de referencia para el ‘tipaje’ de los donantes de varias comunidades. De esta forma, el Centro se ocupa del proceso, o de parte del mismo, de cerca de 55.400 donantes inscritos en el Redmo.

En cuanto a donaciones efectivas, es decir personas incorporadas en el registro que han sido llamadas en lo que va de año para donar médula por existir un paciente compatible, 26 han sido de donantes madrileños del total de 138 realizadas a nivel nacional, lo que supone un 19% de total.

Facilitar el registro

Los buenos resultados registrados comenzaron el último trimestre del año pasado gracias a la Campaña ‘Únete al Equipo Médula. Juntos sumamos esperanza’. Asimismo, junto a las acciones de difusión a través de las redes sociales, se pusieron en marcha otras medias dirigidas a facilitar el registro a aquellos madrileños que desearan hacerse donantes de médula.

En este sentido, se han duplicado los puntos hospitalarios habilitados para hacerse donante de médula, que han pasado de 11 a 21. Además, están previstos otros cuatro más, por lo que a final de año ya serán 25. “El objetivo es que aquellas personas que deseen ser donantes de médula puedan hacerlo en su hospital de referencia o en el más cercano a su casa”, explicó el consejero.

Desde 2018, la edad máxima para registrarse como donante de médula son 40 años, dado que se ha demostrado que los trasplantes provenientes de donantes jóvenes tienen un mejor pronóstico. Por ello, se ha creado un equipo de profesionales de la enfermería que en una iniciativa denominada ‘Tour Médula’ recorre los campus universitarios.

Para insistir en la información, el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid está preparando una nueva campaña con el lema ‘Cambia su historia’, que presentará próximamente. "El objetivo es animar a los madrileños a darle un final feliz a la vida de personas cuya única posibilidad para seguir adelante es encontrar un donante compatible para un trasplante de médula", comentó Ruiz Escudero.