El mercado del arte despierta con las primeras subastas

El mercado del arte despierta con las primeras subastas

Las obras de Antonio López se subastan y la recaudación irá a los familiares de las víctimas del covid-19.

Las subastas de primavera de Fernando Durán también permitirán pujar por sus obras de arte.

Gangas como una Virgen de Pacheco que se pueden encontrar en subastas que vuelven a una relativa normalidad.En la sala madrileña Odalys se puede pujar por una amplia selección de fotografía de los siglos XX-XXI de autores como Sophie Calle, Douglas Gordon, Walter Otto, Chema Madoz o Eva Lootz Pater; y otra de fotografía antigua.

Visitas con cita previa

"En la actualidad podemos atender visitas con cita previa, pero con la pandemia tuvimos que suspender toda nuestra actividad, incluida la subasta de la mayor colección privada de documentos y manuscritos del poeta chileno Pablo Neruda", comenta la responsable de La Suite.

Las salas de subastas de arte van retomando su actividad, fundamentalmente de manera virtual. Uno de los beneficios de la pandemia será la internacionalización del sector.

Valoraciones de piezas a través de fotografías

El confinamiento también les ha impedido hacer valoraciones de piezas, "una labor que ha tenido que ser 100 % digital, a través de fotografías", pero la responsable de La Suite detecta "interés en los clientes, que están receptivos".

Beatriz du Breuil es consciente de que su negocio "no es un sector de primera necesidad" y que "se ha visto afectado, ya que museos y galerías estaban cerrados", y piensa que "estarán más afectadas aquellas salas de subastas que dependan de un cliente más local".

"El mundo, más pequeño"

"El mundo se ha hecho más pequeño", proclama, "para lo malo, como se ha demostrado con un virus surgido en China que ha afectado a todo el mundo en un mes, pero también para lo bueno, como demuestra que haya recibido llamadas de interés de coleccionistas australianos, belgas o franceses por el lote de la pintora francesa Blanche Camus".