Sí quiero, pero no puedo

Sí quiero, pero no puedo

Los jóvenes madrileños no se casan porque no les llega el dinero. El ochenta por ciento reconoce que el amor no vence los problema económicos que les provoca el si quiero.

A ocho de cada diez jóvenes les gustaría casarse, pero sus circunstancias económicas se lo impiden.

Es la principal conclusión de una encuesta sobre nupcialidad y pareja llevada a cabo en nuestra comunidad.

El 73 % de la población tiene pareja. Se trata de la forma de vida más extendida y, además, promueve la integración entre las personas y con el conjunto de la sociedad.

De ahí que a ocho de cada diez madrileños menores de 35 años les seduzca la idea de contraer matrimonio. Sin embargo, no lo ven posible por su situación de incertidumbre y escasez de recursos.

Pues no. De hecho solo un 19% de los jóvenes madrileños afirma que el matrimonio quita libertad.

Una opinión compartida por el 72% de los encuestados. En esos casos se piensa que el matrimonio aporta seguridad, aumenta la entrega y refuerza el compromiso mutuo. Y desde aquí brindamos por ello