Lujo y discreción de estilo inglés

Un Plan Perfecto

| 23.12.2014

El Hotel Orfila se encuentra escondido en la calle que le da nombre, una calle pequeña situada junto a la calle Génova por donde no pasan ni muchos coches ni demasiada gente. Es un lugar perfecto para descansar y desaparecer unos días entre sus paredes levantadas en 1886. Se trata de un palacete reconvertido en Hotel a comienzos del siglo XX. Hoy cuenta con cinco estrellas y está considerado un hotel de lujo, lugar de descanso de personajes conocidos. Es fácil encontrar en sus habitaciones a miembros de la realeza europea y en sus salones victorianos a políticos españoles decidiendo sobre el futuro o el presente del país. Reuniones de corbata y cuello blanco en un lugar discreto donde los haya que cuenta además con un restaurante con encanto. Se trata del Jardín de Orfila, donde se pueden degustar los mejores almuerzos o cenas con una carta llena de platos típicos españoles adaptados al gusto de sus clientes internacionales. En el restaurante también se puede tomar una copa a cualquier hora del día, y merecen una especial atención su terraza y salones de té, exquisitamente decorados con un estilo inglés imperial soberbio. El Hotel sólo cuenta con 32 habitaciones, 12 de ellas son suites. La joven actriz Grecia Castta nos acompaña.