La Jefa de Psiquiatría de La Paz: "Los sanitarios no podrían afrontar un rebrote"

Hospital La Paz, Madrid
Hospital La Paz, Madrid |EFE

La jefa de Psiquiatría del hospital La Paz (Madrid), María Fe Bravo, considera que los sanitarios no estarán preparados para un hipotético rebrote en próximas semanas de la covid-19 por la carga trabajo de pasados meses, por lo que llama a la responsabilidad para evitar las aglomeraciones de los últimos días.

Los sanitarios salen a la calle para pedir mejores condiciones laborales
Los sanitarios salen a la calle para pedir mejores condiciones laborales
Los sanitarios salen a la calle para pedir mejores condiciones laborales

Los sanitarios salen a la calle para pedir mejores condiciones laborales

"Los profesionales necesitan descansar, de lo contrario no será posible afrontar un nuevo rebrote", sostiene la psiquiatra, quien cree que las personas deberían mentalizarse de que no podrán volver a su vida de antes de la aparición de la covid-19, hasta que no haya una vacuna.

¿Qué consecuencias psicológicas va a dejar la crisis sanitaria en la población?
"El peligro y el riesgo no han desaparecido"

"La sociedad tiene que ser consciente de que el peligro y el riesgo no han desaparecido. Sin ser alarmistas, es una cosa fundamental que uno tiene que entender", advierte.

Bravo ha cuantificado en unos diez mil profesionales (un sanitario podía acudir a varias sesiones) el número de personas que han asistido a los grupos de terapia organizados por los centros sanitarios que componen el complejo hospitalario para encarar la presión de estos últimos días.

El confinamiento aumenta los casos de 'síndrome de la fatiga de precaución'

10.000 sanitarios han necesitado terapia

También ha destacado los setecientos pacientes ingresados con la covid-19 que necesitaron atención de los profesionales de su departamento por problemas de salud mental derivados de la pandemia.

"Han sido problemas como la ansiedad, la depresión o casos de confusión. También problemas relacionados con la soledad de la enfermedad", enumera.

Además, se ha prestado apoyo a los familiares para acompañar a los fallecidos en unas 230 ocasiones, dentro del programa de duelo del centro.

También, y debido a la presión en las unidades de cuidados intensivos en los momentos más críticos, su departamento se hizo cargo de informar a los familiares de los ingresados para ver cómo evolucionaban (unas 2.200 llamadas con datos de 700 pacientes).

Una media de diez mil pacientes al año

El servicio atiende cada año a cerca de diez mil pacientes nuevos y ofrece de media unas 90.000 consultas.

"Todas las consultas programadas para marzo y abril se han hecho telefónicamente", apunta. A eso hay que añadir 1.800 pacientes graves que se ven de manera continuada y que han sido atendidos durante la crisis sanitaria de manera presencial (los casos más extremos) o a través de llamadas o videollamadas, ya sea de manera individual o de grupo, para lo que se han puesto en marcha varias iniciativas a través de 'zoom'.

Pronostica una "avalancha" de nuevos pacientes

"Nuestros pacientes han entendido la situación y nos han apoyado muchísimo y se han sentido muy atendidos. De hecho, hemos elaborado un estudio para (la revista médica) 'Psychiatry Research', que ha sido aceptado, en el que informamos de que hemos ofrecido el mismo número de consultas e incluso algunas más durante estos meses de la pandemia que en el mismo periodo del pasado año", afirma la jefa de Psiquiatría.

"Eso sí, como Atención Primaria ha estado dedicada a la covid-19, casi no nos ha enviado nuevos pacientes en estos meses. Así que supongo que en las próximas semanas va a haber una avalancha", pronostica Bravo.