¿Cómo organizar belenes y mercadillos con distancia social?

¿Cómo organizar belenes y mercadillos con distancia social?

El espíritu de la Navidad nos cambia y nos hace pequeños. Curiosamente, como la pandemia. Ambos rivalizarán, irremediablemente, en diciembre. Pero algunos ya han tomado partido. Trabajan en silencio, desde la distancia, para que la tradición de la Navidad prevalezca pese a todas las dificultades. Son los belenistas, los encargados de revivir el Misterio. Este año no faltarán a la cita y prometen “sorpresas” para todos los madrileños. Tampoco lo hará el más tradicional de los mercados navideños de la capital.

Que este año las Navidades van a ser caseras, parece ya seguro. Queda por saber si, además, serán familiares, si entendemos por ello las reuniones de varias generaciones que suelen caracterizar estas fechas. Lo que no hay duda es que la pandemia de la Covid-19 que ha marcado este 2020 y alterado nuestra existencia, será también un invitado inesperado en nuestra Navidad.

El belén de la Puerta del Sol, este año en la calle y con guiños al coronavirus
"En Madrid habrá Navidad aunque será "diferente"

El alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, lo tiene claro: "En Madrid habrá Navidad aunque será "diferente". "Para el mes de diciembre no habremos vencido a la pandemia, tengámoslo claro todos", ha dicho el regidor, que ha llamado a la ciudadanía a "hacer el esfuerzo necesario" para que pueda haber celebraciones.

El alcalde adelantaba que el Ayuntamiento madrileño instalará más de 25 belenes repartidos por toda la ciudad.

Y es que, si hay un elemento que marca nuestra Navidad, es el portal del Belén. "La tradición del Belén se remonta al año 1223, cuando San Francisco de Asís, patrón de los belenistas, realizó una especie de representación viviente del Nacimiento de Jesús, para que se pudiera presenciar la humildad de la Encarnación, en una cueva en Greccio, en el valle de Rieti", recuerda a Telemadrid.es Fernando de Miguel Rodríguez, vicepresidente 1º de la Asociación de Belenistas de Madrid. "El Belén está muy arraigado en nuestro país. Debemos preservar esta riqueza y seguir con la transmisión oral y práctica que desde hace siglos se hace de padres a hijos".

"Hemos tenido que adaptarnos como todo el mundo, muchos de nuestros socios han estado y están trabajando en sus domicilios, realizando las tareas necesarias para estar preparados para que en estas Navidades no falte un Belén, allí donde se nos solicite".

Un dispensario para recordar a los que nos han cuidado

En este inusual 2020, además, la Asociación de Belenistas de Madrid cumple 75 años. "Nuestra asociación fue constituida el 9 de abril de 1945. Celebramos nuestro 75 aniversario y aunque la pandemia ha podido retrasar o reducir la presencia en ciertos actos conmemorativos, estamos realizando numerosas actividades para celebrar su conmemoración", asegura su vicepresidente que destaca "una exposición antológica de amplio compendio con nuestros fondos artísticos y, parte de colecciones privadas, que se podrá visitar en el Museo Nacional de Artes Decorativas de Madrid y la distribución de un una figura conmemorativa en este último trimestre, realizada por nuestro socio y artista José Luis Mayo".

Conocidos por ser los responsables del montaje algunos de los belenes más emblemáticos de la capital, como el de la sede de la Comunidad de Madrid en la Puerta del Sol o el del Ayuntamiento en el Palacio de Cibeles, este año son conscientes de que se enfrentan a un nuevo reto. "Está claro que lo diferente este año van a ser las medidas preventivas que vamos a implantar con el fin de prevenir los contagios entre las personas que van a ver los montajes, un Plan que estamos terminando de diseñar". "Habrá que trabajar con mayor amplitud de espacios o con montajes más pequeños" para garantizar la seguridad, "incluso con belenes al aire libre o pasillos más amplios que garanticen la circulación".

Belén de la comunidad de Madrid

Trabajan ya en ello y nos adelantan sorpresas en la Puerta del Sol donde el Portal saldrá al exterior, o en Cibeles que este año contará con un gran Belén visitable por las cuatro caras que presidirá el patio de Operaciones.

Pero no serán las únicas. “No podíamos dejar pasar la ocasión para agradecer a todas esas personas que nos han estado y siguen cuidándonos, su grandísimo esfuerzo y coraje aun a riesgo de su salud e incluso de su propia vida. También queremos que sea un homenaje para recordar a todas las personas que nos han abandonado por culpa de esta pandemia. Estamos preparando una especie de centro de salud o hospital, donde estarán algunos enfermos y médicos con mascarilla”.

Nuestros compañeros de Madrid Directo han visitado los talleres de la Asociación de Belenistas de Madrid (ver vídeo arriba) donde ya se trabaja sin descanso para que todo esté dispuesto a tiempo.

En la Plaza Mayor, más de un siglo sin faltar a la cita

Quienes tampoco están dispuestos a faltar a su tradicional cita son los comerciantes del Mercadillo de Navidad de la Plaza Mayor de Madrid y es que ellos son como los niños del colegio de San Ildefonso, los que nos recuerdan que ha llegado la Navidad. “Llevamos más de cien años siendo parte de la Navidad de Madrid y creemos que debemos seguir estando presentes, siempre y cuando las circunstancias lo permitan”, asegura Miguel Ángel Fernández, el presidente de la Asociación del Mercado Tradicional de la Plaza Mayor de Madrid.

“Estamos trabajando conjuntamente con el Ayuntamiento, más este año tan ‘excepcional’, de forma que cumplamos con todas las normas sanitarias que sean necesarias aplicar para la realización de nuestro tradicional Mercado Navideño”. Entre ellos contemplan la reducción del número de casetas, se colocarían un poco más de la mitad, perimetrando el mercado con control de aforo y estableciendo una separación entre casetas para que los clientes que estén comprando en casetas contiguas puedan mantener una distancia de seguridad entre ellos.

Mercadillo navideño de la plaza Mayor

“Somos optimistas y, a la vez, somos conscientes de que esta Navidad pueden bajar considerablemente las ventas y que no vamos a tener las típicas aglomeraciones de todos los años”, asegura Miguel Ángel Fernández. “Algunos de nuestros comerciantes asociados ya estaban trabajando en años anteriores con la venta online y, desde luego, este año tienen intención de potenciar este canal de venta, aunque el producto que se vende en nuestro mercado es tan específico, en muchos casos tan especializado, que la mejor forma de comprarlo es in situ”.

Para ello, aún queda por despejar una gran ecuación: Navidad y pandemia, divididas por la distancia social.