Telemadrid dedica un programa especial de ‘Eso no se pregunta’ a los enfermos de Alzheimer y sus cuidadores

Vuelve "Eso no se Pregunta", con testimonios de personas con Alzheimer

Telemadrid dedicará este domingo un programa especial de ‘Eso no se pregunta’ a los enfermos de Alzheimer y sus cuidadores como parte de la campaña de sensibilización emprendida por la cadena en este mes de enero dentro de su responsabilidad social corporativa. El programa, reconocido con un Premio Iris del Jurado de la Academia de la Televisión, estrena este domingo, a las 19.45h, su segunda temporada, en la que conoceremos cómo conviven con esta enfermedad los protagonistas de este primer programa.

Ellos son cuidadores de enfermos de Alzheimer que contarán el impacto que produce esta enfermedad en la vida familiar. Los afectados van perdiendo sus recuerdos y su identidad hasta no reconocer la realidad que les envuelve. Muchas de las personas que asumen la responsabilidad de cuidar al familiar acaban enfermas debido a los altos niveles de estrés y ansiedad con los que viven durante todo el proceso de la enfermedad, que dura entre 7 y 15 años desde el diagnóstico. Los cuidadores reclaman también el reconocimiento de su trabajo por parte de la Administración.

Ocho protagonistas

Pablo Barredo tiene 43 y es comunicador social. Cuidó a su madre durante 5 años hasta su muerte. Con la herencia recibida creó la Fundación Diario de un cuidador que presta ayuda a otros cuidadores y les proporciona consejos prácticos para hacerles la vida más llevadera. Patricia Hidalgo tiene 52 años, es ama de casa y cuidó a su suegra varios años hasta que los médicos les vieron tan agotados que aconsejaron ingresarla en una residencia.

Rosana García-Hierro y Cristina Romero son madre e hija y dos mujeres positivas que saben gestionar su tiempo y no se agobian porque comparten el cuidado de la abuela. Han afrontado la enfermedad pensado que ésta va a poder olvidar los momentos más tristes de su vida y así encontrar la felicidad en el olvido.

José Luis Fernández es el marido de Ana del Alto, una mujer de 43 años que está diagnosticada de Alzheimer desde los 40. José Luis es un 'supercuidador', ya que además de su mujer cuida a sus dos hijos menores. Gracias a Ana podemos escuchar la opinión de un enfermo de Alzheimer en primera persona. Eugenio Prieto tiene 68 años y está jubilado. Por su profesión ha viajado por el mundo entero mientras su mujer hacía de padre y madre de sus hijos. Nada más jubilarse Eugenio, su mujer fue diagnosticada de Alzheimer y ahora él se ocupa de ella.

Rosana García-Hierro y Cristina Romero. / Telemadrid
Rosana García-Hierro y Cristina Romero. / Telemadrid

Miguel Ángel López-Quesada tiene 74 años, es banquero jubilado y desde hace años cuida a su mujer enferma de Alzheimer. Es un gran activista para dar a conocer la enfermedad y la situación de los cuidadores y es presidente de AFA Las Rozas (Asociación de Familiares de enfermos de Alzheimer y otras demencias).

En este primer programa, ‘Eso no se pregunta’ ha contado con la colaboración de la Fundación Alzheimer España, Torrafal (Asociación de familiares de enfermos de Alzheimer de Torrejón de Ardoz), la Fundación Diario de un Cuidador, AFAMSO y AFA Las Rozas.

Gran acogida en internet

De los 12 programas de la primera temporada, los más vistos a través de Youtube fueron los dedicados a Síndrome Down y con Asperger, que arrojan 988.000 y 823.000 reproducciones respectivamente. También generó gran interés la edición sobre las personas negras, con más de 700.000 visitas.

El interés del público por ‘Eso no se pregunta’ se plasma también en los 140.000 usuarios y 200.000 páginas vistas en la web de Telemadrid durante el 2018. El 29% de estos datos se deben al tráfico directo sobre los contenidos de los programas y el 44% pertenece a tráfico en redes sociales.

El programa tiene su origen en “You can’t ask that”, el formato de la televisión pública australiana ABC que ya va por su tercera temporada. En su primera temporada ‘Eso no se pregunta’ dio voz a gitanos, religiosos, transexuales, parados, obesos, musulmanes, ciegos, negros, obesos, personas con síndrome Down, con Asperger, que usan silla de ruedas o tienen baja estatura. La intención de cada programa era favorecer la visibilidad, la normalidad y el acercamiento de estos colectivos a una sociedad que los ve más diferentes de lo que realmente son.