Simeone: "Necesitamos ganar, pero esto es un juego"

deportes

| 16.05.2018 - Actualizado: 13:22 h

Europa Press

Diego Pablo Simeone reconoció que necesitan "ganar" la final de este miércoles, pero recordó que se trata de "un juego" antes de enfrentarse al Olympique de Marsella (20.45 horas) por alzarse con la Liga Europa.

"Las emociones van creciendo minuto según se acerca el partido e intentaremos transmitir tranquilidad. Está claro que para ganar hay que jugar bien y las experiencias vividas nos acercan a entender mejor qué hay que hacer dentro del campo para conseguirlo, pero esto es un juego. Necesitamos ganar, pero es un juego", incidió el argentino.

"NECESITAMOS HUMILDAD"

"Jugamos una nueva final donde aparecen muchos sentimientos, emociones e ilusiones, pero sobre mucha humildad. Cuando llegas a estas instancias finales necesitas tener humildad y trabajar muy bien. Sabemos que el Olympique es un rival difícil y tendremos que minimizar sus tareas ofensivas porque lo hacen muy bien", indicó sobre los franceses.

"Nosotros tenemos que llevar el partido a dónde creemos que le podemos hacer daño al rival e imponer nuestro juego con el correr de los minutos. Será un partido intenso y con mucha fricción. Somos muy parecidos más allá de que cada uno tenga su forma de jugar", manifestó.

"KOKE ES UNA PIEZA CLAVE"

Por su parte, Simeone fue preguntado por dos nombres propios. El primero fue Koke, del que dijo que es una "pieza clave" en el Atlético de Madrid y en la selección española. "Es uno de los jugadores que mejor lee el juego por su trabajo, entrega, inteligencia y talento", antes de referirse al 'tocado' Vitolo. "Ayer fue el primer día que trabajó con el grupo, hoy volverá y prestaremos mucha atención a su estado", añadió.

Por último, Simeone recordó la importancia que ha tenido esta competición para ellos sin olvidar que "la Liga Europa es la Liga Europa y la 'Champions' es la 'Champions'". "No hay que buscar referencias, pero recordamos cuando nos tocó ganarla y dimos un paso importante. Aquellos nos dio confianza, seguridad y crecimiento a un grupo que se empezó a dar cuenta que podía. Fue la consecuencia de todo lo que iba a venir después", finalizó.