Hallan 39 cadáveres en el contenedor de un camión en el condado británico de Essex

El camión hallado en Reino Unido con 39 cadáveres procedía de Bélgica, según la policía

La Policía británica ha hallado este miércoles los cadáveres de 39 personas que se encontraban en el contenedor de un camión en una zona industrial del condado inglés de Essex y ha detenido al conductor del vehículo como sospechoso de asesinato.

Los agentes confirmaron que encontraron de madrugada los cuerpos sin vida de 38 adultos y un adolescente en Waterglade Industrial Park, en la localidad de Grays, del citado condado.

El cuerpo policial de Essex ha detenido al conductor del camión, un varón de 25 años, procedente de Irlanda del Norte, como sospechoso de asesinato y lo están interrogando.

El camión procedía de Bélgica

La policía británica cree que el camión con 39 cadáveres que fue hallado esta madrugada en un polígono industrial en el este de Inglaterra procedía de la localidad costera de Zeebrugge, en Bélgica.

La investigación de las fuerzas de seguridad apunta a que el vehículo llegó a Purfleet, a unos 25 kilómetros al este de Londres, desde Zeebrugge poco después de las 23.30 horas GMT de la noche pasada.

Sobre las 00.40 GMT, el servicio de ambulancias de la región del este de Inglaterra contactó con la policía para informar de que habían detectado a 39 personas muertas dentro del contenedor de un camión en el parque industrial Waterglade, a unos 2 kilómetros de Purfleet.

En un comunicado, las fuerzas de seguridad agregaron que la cabina del camión tiene su "origen" en Irlanda del Norte, mientras que el contenedor está registrado en Bulgaria.

"Esta será una larga y compleja investigación. Continuamos trabajando con autoridades locales e internacionales para reunir la información necesaria e identificar a aquellos que tristemente han perdido la vida", señaló un portavoz de la policía.

La Fiscalía Federal de Bélgica abrió este miércoles una investigación sobre los 39 cadáveres encontradas en Inglaterra, al considerar que el contenedor donde se encontraron los cuerpos pasó por territorio belga.