Un hombre ataca con un cuchillo a varios policías en Carabanchel

El joven agresor de la calle Julio Antonio de Carabanchel tiene antecedentes policiales

El suceso ha ocurrido en la calle Julio Antonio de Carabanchel. Al mediodía de este martes. El protagonista, un joven de 23 años que portaba un cuchillo y atacó a varios policías que habían acudido al lugar tras recibir un aviso telefónico de un vecino de la zona. El susto fue de los grandes.

Una denuncia telefónica avisó a la Policía de la presencia en la calle de un joven que portaba un cuchillo. Cuando se presentaron los agentes en la zona, el hombre les atacó. Sobre todo intentó apuñalar a una joven policía que vivía su primer día de prácticas.

Entonces llegó otro vehículo policial, que logró acorralar al joven. Para reducirle, un agente decidió dispararle en el pie.

Por ello fue trasladado al hospital Gregorio Marañón. El hombre, de 23 años, es un vecino conocido en la zona. Según ha podido saber Telemadrid, padece un trastorno esquizofrénico y no es la primera vez que provoca altercados similares. De hecho, tiene antecedentes policiales.

Robo con fuerza el sábado

Precisamente este martes hemos conocido un suceso ocurrido el pasado sábado, también en Carabanchel, cuando un hombre fue detenido acusado de intento de robo con fuerza e intimidación tras irrumpir en una droguería. Amenazó a su dependienta colocándole un punzón en el cuello.

La Policía Municipal le detuvo a las 20.00 horas en la calle Antonio López, a la altura del barrio de Comillas. Los agentes de Policía Municipal realizaban labores de vigilancia en esta zona cuando se les avisó desde la emisora central que se estaba produciendo un robo en una droguería.

La dependienta del establecimiento relató a los policías que estaba colocando productos en el establecimiento cuando apreció que una mujer entraba en el local y tras unos instantes en el que observó la tienda, salió inmediatamente. Poco después entró un hombre mientras seguía colocando los objetos de la tienda y apreció como éste le agarró fuertemente del brazo y le colocó un punzón en el cuello, al grito de que le diera "todo el dinero que tenía en la caja". La mujer, muy nerviosa, logró separarse del atracador y acto seguido el varón echo a correr de local sin sustraer nada del establecimiento.

Al llegar los agentes de Policía Municipal de Madrid, la dependienta describió al hombre y tras una búsqueda por las inmediaciones de la droguería, se le identificó. En el registro corporal se localizó el punzón utilizado en el intento de atraco y posteriormente la dependienta le reconoció también.